PHOTOTEX: "Mirar la playa"

Canteras1

     Que la Playa de Las Canteras tiene personalidad propia es cosa archiconocida. Además, posee otras facultades: expande la mirada, facilita el encuentro, anima la conversación más intrascendental y, sobre todo, empeñada se muestra en mejorar la salud de sus visitantes.

     El pasear por su avenida, el pisar su arena y mirar a los lados, donde la ciudad y el mar parecen confluir, es toda una sensación que muy pocas personas parecen dispuestas a dar por perdida. De ahí que todos los días y a cualquier hora un auténtico ejército la recorre con el fin de protegerla y disfrutarla. Es verdad que lo mismo ocurre con cualquier otra playa. Y, efectivamente, así es. Pero lo que aquí planteamos es una metáfora. Y, como tal, abarca otras tantas combinaciones.

     Es la Playa de Las Canteras el refugio de los días veraniegos, el tiempo que se detiene en la arena y donde, en el mundo eterno del vaivén de las olas, la vida discurre con ritmo marino, tan distinto del terrestre. Las mareas imponen su lento caminar y, en ese detenimiento, la lentitud adquiere el salitre soberano de su poder y fuerza. Y descubrir a los paseantes es otra manera de saludar, donde cada uno carga con su propia historia, y comprobar, acaso, que disfrutamos del mejor espacio de la capital.

     Y cada rincón, cada mirada, cada paseo, siempre resulta agradablemente distinto.

     Y eso, es estos tiempos enmascarados, es de agradecer.

     Y mucho.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento