PHOTOTEX: "Cielo"

582. Cielo

     El cielo dejaba caer sus nubes en la mañana dominguera.

     Se adivinaba que el día iba a estar calentito en aquel septiembre todavía pandémico. Las casas, pequeñas, unas, y señoriales, otras, ofrecían sus tejados y fachadas para que la luz se abriera paso. En aquel rincón de la ciudad, el blanco de las paredes, como si fuera un espejo, configuraba los días luminosos: ejemplo claro y evidente de una tradición histórica en Arucas. Y como aquí predominan, mayormente, los días grises, el blanco, suma de todos los colores, níveo y claro, viene a resaltar el espíritu animoso de sus ciudadanos.

     Por eso nos resulta tan elocuente y peculiar esa blancura permanente: no solo habla de tranquilidad y pachorra isleña sino que, además, se convierte en el moderador sensato y sereno de las improvisadas tertulias callejeras. 

     Ya ven: cielo y tertulia. Nunca lo habría imaginado.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento