Cuevas del Patronato, antes de Pineda, no de Facaracas



En este artículo pretendemos aclarar el porqué del curioso nombre dado al conjunto de cuevas que se encuentra en la margen izquierda, aguas vertientes, del Barranco de Anzofé, casi en el punto en que se une al Barranco de Gáldar, así como aportar el que se les daba con anterioridad (de Pineda) y abundar en la idea de que resulta infundada la pretensión de que, con anterioridad (siglo XVI), se las conociera -como se viene insistiendo solo desde hace unas décadas- como Cuevas de Facaracas.



Interior de las Cuevas del Patronato o de Pineda

El único argumento para así denominarlas es que Abreu dice que estaban “junto a Gáldar”, pero ya hemos señalado que también escribe que Arguineguín está “junto a Agüimes”1. Además, junto a Gáldar se ubican otros yacimientos arqueológicos de importancia: El Hospital, Anzofé, Era de Toscas, La Villarda, o Las Cruces. A favor de este último emplazamiento hemos argüido que, a comienzos del siglo XVIII, aún eran llamadas La Casa del Caballero2 (de Facaracas, como escribiera Abreu un siglo antes).

Últimamente, los defensores de la identificación de las Cuevas de Facaracas con las del Patronato se valen de lo argumentado en el artículo “Facaracas” de Celso Martín de Guzmán, del año 19903:

En el Archivo Histórico Nacional hemos podido consultar el Libro de Fundaciones del monasterio de San Antonio de la Vega de Gáldar (…) En aquel libro, donde se da cuenta de las capellanías, hemos rescatado la toponimia original…sobre el nombre Facaracas.

En efecto, ha quedado rigurosamente documentada la existencia hasta el siglo XVIII de la “Vega de Facaracas”, vinculo de capellanía, adscrita al Patronato de las Monjas Bernardas de la ciudad de Las Palmas, a razón por lo cual se conoce con la denominación de Fincas del Patronato, o “Cuevas del Patronato”; que en su toponimia indígena y señorial no es otra cosa que las solariegas Cuevas de Facaracas

No conoció Celso Martín los Repartimientos de Gran Canaria4 y otros textos que hemos publicado en los que se deja meridianamente clara la verdadera ubicación de la Vega de Facaracas, no solo hasta el siglo XVIII, sino hasta el XX. Por ello nunca supo que la Vega de Facaracas no era la Vega de Gáldar ni la Vega del Barranco de Anzo, sino que se encuentra en Palominos.

Damos por bueno que en el Libro de Fundaciones aludido aparece “la Vega de Facaracas, vínculo de capellanía, adscrita al Patronato de las Monjas Bernardas”, pero eso no demuestra que esté junto a las cuevas de que tratamos. Particularmente porque, por añadidura, el patronato al que la Vega de Facaracas estaría (estaba) adscrito no es el que da nombre a nuestras cuevas, es decir, no es cierta la aseveración “adscrita al Patronato de las Monjas Bernardas de la ciudad de Las Palmas, a razón por lo cual se conoce con la denominación de Fincas del Patronato, o “Cuevas del Patronato5.

Acta del 15 de enero de 1865 AMGEl patronato al que se adscribe la finca a la que pertenecen estas cuevas, y esa sí es la razón por la que se las conoce como Cuevas del Patronato, no es el de las citadas monjas sino “una Capellania de missas rezadas, que se digan en la Iglesia de la Parroquia del Apostol Señor Santiago, para que Dios nuestro Señor sea servido en el aumento del Culto Divino, y mi Alma, y las de mis Padres, y Abuelos, y demás que están en el Purgatorio recivan sufragio”, instituida por “el Lizenciado Don Geronimo Thovar de Betancurt Presbítero” de la Iglesia de Santiago de Gáldar, el 24 de noviembre de 17736. Ese día establece que

Primeramente. Señalo por Bienes de esta dotación y fundación un sercado de tierra labradía, Arboles y Parras Continente de fanegada y media poco mas o menos á usanza de Labradores, que he, y tengo mío propio en el pago que dicen de las Cuebas de Pineda, con quatro quintas partes de Noche y media de Agua para su riego del heredamiento de Anzofe, que linda dicho sercado por un lado con el barranco de dicho Ansofee; por la parte de avaxo con tierra del Teniente Capitan Don Isidro Thovar Betancurt mi Sobrino; y por el otro lado Con Camino Real, que va sobre la Cordillera, corriendo en redondo hasta dicho Barranco primero lindero, vaxo de los quales se conpreende dicha fanegada y media de tierra con sus Arboles, y Parras, como así mismo tres Cuebas, y un lagar argamasado con todos sus pertrechos.

Por lo tanto, queda por completo invalidada la conclusión del citado artículo “que en su toponimia indígena y señorial (se refiere a las Cuevas del Patronato) no es otra cosa que las solariegas Cuevas de Facaracas”.

Es más, visto de otro modo, si la Vega de Facaracas estuvo adscrita al Patronato de las Monjas Bernardas, y el patronato que da nombre a estas cuevas es otro, la Vega de Facaracas, necesariamente, no estaba aquí.

En definitiva, los nuevos argumentos para persistir en la denominación de las Cuevas del Patronato como Cuevas de Facaracas, incluso como Cuevas del Señor de Facaracas, apoyándose en un artículo cuyas aseveraciones se han visto corregidas por la documentación aparecida después de su publicación, son un ídolo dorado que tiene los pies de picón.

Por si quedara alguna duda de los dicho anteriormente, de ello ha quedado constancia escrita en las actas del pleno del ayuntamiento. El 15 de enero de 1865 y bajo la rúbrica “Camino sobre las Cuevas” se escribe:

Habiendose hecho presente por algunos Sres. Concejales el mal estado en que se encuentra una parte del camino que por sobre las Cuevas del Barranco de Anzofé conduce á Rosetas y á San Marcos, por el punto en que se sitúa la hacienda del Patronato fundado por Don Gerónimo Tobar, por cuya parte se ha derrumbado dicho camino de manera que ya no se puede transitarlo una bestia cargada y aun las personas de á pie lo hacen con grave peligro…

Las tierras que se hallan ante las cuevas han sido destinadas a diferentes cultivos: cereales, viña, frutales y, actualmente, a la platanera. Las cuevas, a vivienda, como gañanías, para guardar aperos, como lagar, bodega, estanque o para la extracción de picón con finalidad agrícola o edificativa. En el día, todos estos usos han sido abandonados y las cuevas se encuentran muy deterioradas, algunas completamente arruinadas, las más llenas de escombros y humedades.

Con cualquier nombre merecen otro destino.

Si quieres descargar o leer la versión extendida pincha en este enlace PDF imprimible

También puedes visualizar la versión extendida en formato libro digital (28 páginas) pinchando en la siguiente imagen.

 

1 Abreu Galindo, Juan de, 1977, II, 7, Historia de la conquista de las siete islas de Canaria, Goya ediciones, Santa Cruz de Tenerife, p. 171..
2 Oliva Tacoronte, Domingo, La comarca de Facaracas y las Cuevas del Señor de Facaracas, Infonortedigital, 25 de enero de 2021.
3 Martín de Guzmán, Celso, 2021, Agáldar. Textos periodísticos. Ayuntamiento de Gáldar.
4 Repartimientos de Gran Canaria, edición de Manuela Ronquillo y Eduardo Aznar Vallejo, Museo Canario-Ediciones del Cabildo Insular de Gran Canaria, 1998.
5 Esta idea ya se constata en 1988: “Cuevas de Facaracas (hoy conocidas como del Patronato, por haber pertenecido al patronato del Convento de las Monjas Bernardas)” (https://descargas.grancanaria.com/cuevapintada/Anteproyecto_Cueva_Pintada_memoria_documentacion_1988.pdf. P. 12.
6 AHPLP, Protocolos Notariales. Escribano, Miguel Álvarez Oramas, legajo 2418, año 1773, f. 374.
Ilustraciones: Domingo Oliva Tacoronte
Actualizado el Martes, 01 Noviembre 2022 12:05 horas.

4 comentarios

  • Perdido el Chicharrero Lunes, 31 Octubre 2022 21:49 Enlace al Comentario

    Muy buena documentación Don Domingo. Así es como se demuestran las cosas, es usted un DEFENSOR de lo auténtico, sin tapujos..las cosas por su nombre.
    No sé a qué espera el Ayuntamiento para rescatarlo y ofrecerle un cargo que sirva para seguir protegiendo lo nuestro
    Gracias Don Domingo Oliva Tacoronte

  • Antonio Martos Lunes, 31 Octubre 2022 10:01 Enlace al Comentario

    Buen trabajo Domingo. Que alegría ver a un autóctono preocupado e interesado por su tierra. Gáldar debe estar orgulloso de tenerte entre los suyos. Enhorabuena desde la península. Y si te queda tiempo, empieza con la historia de Armuña que seguro que tampoco te aburres.

  • Francisco Romero Medina Lunes, 31 Octubre 2022 10:01 Enlace al Comentario

    Muy buen trabajo Domingo, se nota que te gusta documentarte y decir las cosas por su nombre.

  • Añaterve el Tiznao Martes, 25 Octubre 2022 18:29 Enlace al Comentario

    ¡Ay, mi madre! Domingo, a Chano le va a dar algo.
    Enhorabuena por tu trabajo. A aquellos, que revientan nuestra historia inventándosela a menudo, se les va a ir acabando el cuento.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento