195 años de la Fiesta de La Rama o de Las Marías en Guía de Gran Canaria

Mes de septiembre y la Fiesta de las Marías o de la Rama se celebra en Guía de Gran Canaria organizada por los mayordomos , con el mismo ímpetu y buen hacer que sus antepasados, que hace 195 años hicieron en la Montaña de Vergara la promesa a la Virgen de Guía de celebrarle todos los años una ofrenda con los frutos de sus campos, si les libraba de la terrible plaga de cigarra que asolaba sus campos.

Por poner un ejemplo la fiesta no tuvo siempre la regularidad actual, me refiero a que hoy día todos sabemos que Las Marías de Guía se celebra el tercer domingo de septiembre, pero es que durante décadas esta regularidad no existió, sino que los campesinos la celebraban cuando podían, eso sí, normalmente en el último cuatrimestre del año.

Al respecto llama la atención como en el mes de diciembre de 1858, concretamente el día 13, el Ayuntamiento de Guía solicita al Subgobernador del distrito lo siguiente:

“Muchos años ha que los vecinos de esta Villa hicieron una promesa de celebrar anualmente una fiesta asistiendo a la función religiosa con ramos de pino en las manos como prueba de que acogiendo sus votos la Sma. Virgen María libertarba los altos de las devastaciones que hacia en ellos el cigarrón abocastro. El fervor religioso y la pureza de costumbres que demuestra esta practica ha hecho superarla y mediante no haber pinos en esta jurisdicción de Guía se ha permitido por las autoridades que pasen algunos vecinos de esta Villa con un regidor o alcalde pedáneo a cortar algunos ramos de aquellos árboles en el monte del Estado, y avisando al efecto al guarda o celador del respectivo pinar para que lo presencie. Debiendo pues celebrarse esta festividad a principios del entrante y habiendo de tomarse aquellos ramos con algunos días de anticipación he de merecer a V.S. se digne permitir que se haga en el pinar de Artenara, dando una orden para que se consienta a fin de enterar de ella a aquel guarda de montes y ponerse de acuerdo con el mismo acerca del día en que se verifica”.
Posteriormente el día 29 de diciembre se remite al Ayuntamiento de Artenara la autorización y al Coronel comandante del Batallón de Guía solicitándole que una compañía del mismo participe en la procesión el día 2 de enero.

Por tanto la Fiesta de las María correspondiente al año 1858 se celebró el 2 de enero de 1859.
Pero curiosamente ese mismo año de 1859 la Fiesta de Las Marías se celebró en el mes de julio, en el periódico “El Omnibus” de fecha 20 de julio de 1859 leemos: “ El domingo 17 ha tenido lugar en Guía una lucida función que aquel vecindario consagra a la Santísima Imagen que se venera en su iglesia parroquial por la extinción de la cigarra que en estos últimos meses apareció en aquellos campos. La procesión recorrió todas las calles principales, precediéndola los devotos con ramos y palmas en las manos.Nuestro corresponsal nos añade que la cosecha de cochinilla en aquellas bandas del N. Será este año inmensa. Precios de las madres de 8 a 10 rvn.”.

Hay que aclarar que cuando el Onmibus hace mención a “la cigarra que en estos últimos meses apareció en sus campos”, se refiere a una plaga que por el mes de abril se presentó en la isla, y que según se registra en la correspondencia del Ayuntamiento de Guía fue de “cigarrón indigena”.

Por tanto en 1859 en Guía se celebró dos veces la Fiesta de las Marías.

Con respecto al tipo de cigarra o cigarrón que asolaba los campos canarios indicar que Viera y Clavijo en su “Diccionario de Historia Natural de las Islas Canarias” señala:

Cigarra (locusta saltatricula). Nombre con que ordinariamente se conoce en nuestras islas la langosta, especialmente la que es indígena y propia del país; bien que este insecto es distinto de la verdadera cigarra o chicharra(en latín cicada) que canta durante los grandes calores. Aunque nuestra cigarra o langostino no es tan voraz, ni hace marchas tan largas para devastar las campiñas, como la temible langosta berberisca, que por desgracia nos visita algunas veces, sin embargo no deja de ser bastante dañina en aquellos terrenos más propensos a su propagación....En nuestras islas hay dos castas de langostas: la una de cigarroncillos pequeños, de color entre pardo y ceniciento, rojizas las piernas, con que saltan en los sembrados y las yerbas; y la otra de cigarrones mayores, casi de dos pulgadas de largo, que llaman abocastros.

Sobre la palabra aboscastro no consta en el DRAE, si bien la Enciclopedia Espasa Calpe lo cita como un americanismo del Perú, empleándose este nombre para referirse a un monstruo horrible. Quizás de ahí venga lo del Cigarrón abocastro, por ser algo horrible que arrasaba los campos.

Peleas de gallos

Este año 2006 los Mayordomos de Las Marías, en su empeño de conservar y recuperar nuestras tradiciones nos ofrecen la oportunidad de contemplar una exhibición de unos de los deportes ancestrales de Canarias, las peleas de gallos.

Fue Guía durante muchos años cuna de importantes casteadores de gallos, así lo podemos atestiguar en documentos del Fondo Pedro Bautista Hernández(procurador de los tribunales y alcalde de Guía) del archivo municipal.

En la correspondencia que Pedro Bautista tenía con Isidro Acedo, uno de los hombres más ricos de la comarca de la época, le escribe el 9 de julio de 1880 diciéndole:

“…Cuando recibí su apreciable citada, don Francisco Bravo se hallaba en la Ciudad, y a su regreso le hablé sobre el encargo de la gallina y del gallo que usted desea… También he hablado a don Rafael Velázquez (notario) y ha quedado en dar, sino un gallo, un pollo de buena casta. Escribí a don Cristóbal Ramos y me remitió el pollo pintado y la gallina para sacar casta…”.

Pero donde vemos a que grado llegaba la afición a los gallos y las peleas de los mismos, es en una carta que Isidro Acedo escribe a José González Almeida, desde la Matanza el 31 de julio de 1880 :“ Para concluir voy a suplicarle un favor. Velázquez tiene un gallo muy superior que le robó a Matías Gil de Gáldar, y el cual peleó en el Puerto el año pasado. Vea si se lo puede sacar, y si no averigüe donde está y róbeselo, que ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón”.

Foto: Paco Rivero. Fiesta de San Sebastián en Guía. Años 70 (S. XX) Por lo que deducimos de la correspondencia de Pedro Bautista con José Leal vecino de la Orotava, los gallos de Pedro Bautista eran muy conocidos pues este le dice en una carta en abril de 1882: “… El caso es amigo don Pedro que en el Puerto es usted conocido y muy nombrado, pues para diferenciar los gallos de usted de algún otro que suelen regalar de Canaria, se dice “canario de Bautista”.

Toda una afición a las peleas de gallos en la comarca norte de finales del siglo XIX.

Puedes descargar el artículo completo en formato PDF aquí

 

Sergio Aguiar Castellano

Lcdo. en Filología Hispánica

Especialista Universitario en Archivística

Archivero-Bibliotecario del Ayuntamiento. de Guía de Gran Canaria

Actualizado el Jueves, 29 Enero 2015 17:08 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento