Remate de la piedra del cofe recogida en Amagro en 1836

La financiación del ayuntamiento de Gáldar en las primeras décadas del XIX resulta paradigmática en relación con el modelo que llega de la metrópoli, siempre teniendo en cuenta la diversidad de su aplicación existente entre reinos, regiones y hasta comarcas.

En primer lugar estaban los ingresos generados por los propios, cuya principal característica es ser un derecho a perpetuidad. Pueden ser predios rústicos (Pico Viento, Faldas de la Montaña de Guía, Dehesa de Tamara-Gáldar) o establecimientos urbanos como molinos, carnicería o casas y solares (el Callejón del Drago). Dentro de estos también estaban los comunes (ejidos, montes, dehesas) usados libremente por los vecinos previa regulación mediante ordenanzas (Amagro, también considerado como tierras realengas).

A propósito de la citada dehesa encontramos la siguiente anotación en acta de 8 de enero de 1837:

Que en virtud de que el Ylustre Ayuntamiento de Guia se ha negado á dar este la producción de la Dehesa de Tamara-Galdar, que le fue asignada por la Junta de Provincia en la división que hizo de los propios de la isla, por la razon de estar situada en aquella Jurisdicción como aparece de la fecha 14 de Noviembre, contradiciendoce aquella corporación en la pretencion que ahora tiene á los terrenos de Pico Viento...”.

Añade al fin que debe conservar ese derecho por ser cabeza de partido y habérsele así aumentado los gastos por tener a su cargo la administración de un Pósito y el despacho de una Junta Sanitaria. Pero, según acta de 17 de abril, la dehesa fue asignada por la Diputación Provincial el 7 de marzo a los fondos de propios de Guía, tras la extinción de la Junta de la Provincia.

Por otro lado están los arbitrios, impuestos de carácter temporal que graban comunmente el consumo. Aquí, como en casi todas partes, el vino, el aguardiente, el pescado (las sisas). La distinción entre propios y arbitrios a veces es difusa pues en ocasiones se arbitran bienes de propios por un periodo de tiempo, como sucede con los arriendos en Pico Viento, cuya renta se empleaba en el pago de los sueldos de los Maestros de Primeras Letras, plasmados en el acta de 22 de mayo de 1837:

 “Leyeronse dos memoriales precentados por José Romero y Hernando Mendoza, arrendadores de las tierras de Pico Viento, manifestando que si dicho arriendo se le hacía por tres años, adelantarían el primero á las cantidades ofrecidas en el remate...”

“Debiendo ser uno de los arbitrios...la sisa del vino y aguardiente se puso en discusion si debia de arrendarse ó no y habida consideracion, á la exhorvitante ganancia que iban a tener los arrendadores...pudiendo redundar esto en beneficio de los fondos de propios, se acordó por la pluralidad ábsoluta de votos, que...se cobre por el Ayuntamiento. Los señores Rodríguez y Suarez Perez salvaron su voto por haber sido de opinion de que debía de arrendarse; añadiendo el Sr. Rodríguez, que todo lo que pertenece a propios debe arrendarse.”

Por último, aparte de otros ingresos que gravan profesiones o al individuo, están los repartimientos o derramas que se efectúan para sufragar una necesidad determinada. Así el ayuntamiento de Gáldar ha venido realizando una serie de enajenaciones de bienes de propios que, en algunos casos ha servido para trasvasar pequeños lotes de tierras a la población más pobre, pero no hay que olvidar -como dijimos en otro sitio (Los Plantíos de 1835)- que la élite político-administrativa coincidía (nombre por nombre) con la económica.

DH, sección 6, Legajo 4 (1822-1900), doc. 7: Solicitudes sobre inscripción de cuevas fabricadas en terrenos realengos de Pico Viento, 1837, p. 3:

 “Juan Guillen vecino de esta Villa en Pico Viento ante VS. por el medio que mejor haya lugar, hago presente: Que como muchos otros infelices, me acogi á aquel valdio y fabriqué una cueva de habitacion con una gañania y demas servicio haviendo siempre pagado á los arrendadores lo que cada uno ha querido pedirme: va para seis años que estoy alli pocecionado y he derramado mi sangre si asi se puede decir, en hacer algunos sorribos en aquellas toscas peladas. Aora se dice que se venden aquellos valdios...”

En algunos casos la condición de propios adquiere un carácter especificamente local. Tal es el caso de la cuarta de agua: parece que desde el momento mismo de la conquista el pueblo de Gáldar tiene derecho para el abasto público y gratuito a una cuarta continua de la que, usada para el riego, pasaba por las conducciones del heredamiento de la Vega. Esta agua, además, corría también de forma gratuita para el riego de los huertos o llenado de pequeños estanques dos días a la semana, y se vendía el sobrante con cuyo producto tantas obras se ejecutaron en beneficio del pueblo. Este derecho desapareció en las últimas décadas del XX por arte de birlibirloque.

De la confusión entre propios y arbitrios ya nombrada es muestra que algunos bienes de propios (baldíos, tierras comunales), usados hasta el momento libremente, pueden ser sometidos con el fin de obtener recursos extraordinarios a gravámenes; son los llamados “propios apropiados” o “tierras arbitradas”.

 Vista de Gáldar y Amagro. J.J. Willians. Siglo XIX.Vista de Gáldar y Amagro. J.J. Willians. Siglo XIX.

 Este es el caso que nos ocupa. Amagro, que en el documento a que nos referimos aparece en la forma usada por épocas, Almagro, asimilada a su homófona de origen hispano. Sobre que la forma correcta es aquella no hay duda: en todas las crónicas de la conquista se habla de que los canarios tenían dos montañas sagradas: Tirma y Amagro (Magro, Amago). Su significado está relacionado con ese carácter sagrado y se encuentra en en la raíz amazigh Agraw=reunir, entre cuyos derivados se hallan: goro, tagoro, tagoror, Tacorón, Tacoronte, almogarén, mugarete. Es en los siglos posteriores cuando, por influencia del apellido, de origen toponímico, hispano, a veces, se escribe como aquí, alternándose ambas formas. Fue Amagro una zona comunal usada para diferentes fines entre los que destacan el de pastos y leña. También, en la amplia zona más cercana a la costa, para la obtención del cofe.

 El cofe, también llamada cosco, en sentido estricto es el Mesembryanthemum nodiflorum, L., planta rastrera que vive en las cercanías del mar, cuyas semillas se han utilizado en épocas de penuria -al parecer desde la época precolonial- para hacer gofio. También para la elaboración de jabón mezclando sus cenizas con alguna grasa. A partir de 1780, instruidos por algunos extranjeros, se comienza la extracción de la piedra (Viera, Tratado sobre la barrilla). El origen de la palabra, que todos dan como guanche, no se ha aclarado. Me atrevo a sugerir que no es sino una variante más arcaica de gofio, solo las diferencia el proceso de sonorización de la gutural /K/, común en el castellano, tanto en sus términos patrimoniales como en los tomados de otras lenguas. Su carácter autóctono parece más notable en su forma repetitiva cofe cofe, estructura presente en otras palabras de origen reconocido, como Hupalupa. Pero también en esto se adelantó Viera (Tratado):

 “Y no será por cierto etimología violenta la de que de esta palabra cofe-cofe se deriva la de cófio o gofio, que nos ha quedado de los primitivos isleños, siendo verosímil que ellos también lo hacían de la misma yerba y lo comían”.

 En el documento tambien es llamada barrilla, como sucede fuera de Canarias. Para aclarar este extremo usaremos las palabras de Viera (Diccionario) que escribe en esos años:

 “Barrilla (Kali-Salsola). Nombre que se da en castellano a la planta cali, y demás de su género, de las cuales se extrae aquella piedra salina de álcali mineral, tan conocida como apreciable en el comercio, con los títulos de barrilla y de sosa...En nuestras islas se extrae ahora la barrilla de tres plantas muy diferentes...1ª. El cosco o cofe-cofe, por otro nombre, yerba de vidrio...2ª. La escarchosa es el Mesembryanthemum cristallinum o Ficoides africana...3ª. La patilla es el Aizoon canariense de Lineo, o la Ficoidea y Kali aizoides canariensis procumbens...4ª. ...la legítima planta barrilla o sosa de la especie de Alicante...es la Salsola sativa de Lineo...5ª. Igualmente es una especie de patilla muy estupenda la que se cría en las orillas de las costas del mar de Gáldar, en Canaria, cuyas olas la riegan tanto que exhala un fuerte olor a marisco...6ª...la planta litoral que llamanos salado y corazoncillo...7ª. Hace poco tiempo que se ha traido...otra nueva especie de barrilla...del Cabo de Buena Esperanza...es el Mesembryanthemum tenuifolium de Lineo...”.

Barrilla. Mesembryanthemum crystallinum. Barrilla. Mesembryanthemum crystallinum.Barrilla.

Mesembryanthemum crystallinum.

 En la descripción que hace en su Tratado sobre la barrilla añade sobre el ahora llamado Aizoon canariense:

Esta nueva especie de patilla me la trajeron de las orillas del mar de Gáldar, y yo no sé que haya sido conocida hasta ahora por ningún escritor de Botánica.

Tiene un fuerte olor a marisco, porque la suelen regar las olas. Sus tallos están ramificados y extendidos por el suelo, cargados todos con las flores de su fructificación,

cercanas unas a otras, pero alternando. Carecen de pezoncillo, y su cáliz es de figura de pera, carnoso, blando, cubierto de verruguitas cristalinas, de color de rubí, en cuyo centro hay una cajilla a manera de una estrella de cinco radios. Esta cajilla, aunque es negruzca, contiene un zumo copioso de color de carmín, que tiñe el papel y las manos; así pudiéramos apellidar esta patilla Aizoon purpureo canariense.

 Patilla. Aizoon canariensePatilla. Aizoon canariense

 Piedra del cofe.

Viera llama yerba de vidrio al cofe, del que también dice que: “el principal uso de esta planta es el quemarla para componer la piedra barrilla y cenizas alcalinas, que rinden tanta utilidad”.

Piedra porque una vez compactadas las sales resultantes de la quema adoptan esta consistencia, de vidrio pues servían (mezcladas con cal y sílice) como materia prima para la fabricación de vidrio de calidad. Como dijimos, este uso -que en España es conocido desde antiguo, especialmente en el Levante- comienza en Canarias en las últimas décadas del XVIII y es visto, y lo fue, como un negocio próspero a partir de unos terrenos de escasa utilidad agrícola.

 “Para persuadirse de las grandes ventajas ofrecidas a nuestra agricultura, bastará abrir los ojos y extender la vista de la imaginación por esos matorrales y cerros, antes de ahora baldíos, condenados a la esterilidad o poco redituosos, y verlos ya cubiertos de una planta hermosa, útil y agradecida. Ver una caterva de pobres y de labradores alegres y ocupados en barbechar, arar, estercolar, abonar, sembrar, escardar, arrancar la yerba, recoger la semilla, fabricar los hornos, quemar, batir y formar la piedra barrilla, piedra verdaderamente filosofal, pues se va a convertir en oro.” (Viera, Tratado).

 En esta obra nos describe el cultivo de la planta y el proceso de obtención de la piedra. Primeramente se ha de dar una arada ligera al terreno. Si se estercola, da mejor cosecha. A la entrada del invierno se siembra cuidando de que la semilla quede esparcida de forma pareja. Al día de llover comienzan a nacer las plantitas de las que hay que arrancar algunas si están espesas y reponerlas donde claras. Cuando empiezan a amarillear, sin que se les haya caído la semilla, se arrancan y se colocan en pilas con las raíces hacia arriba, sin que les dé el sol o el viento fuertes. Algunas matas, ya secas, se meten en charcos o lebrillos con agua con el fin de que las semillas se vayan al fondo y sirvan para la siguiente siembra, al cabo de dos años, pues es mejor hacer una intermedia de cereal. Para quemarla se hace un hoyo redondo de una cuarta de profundidad, se lo rodea de una pared “bien ripiada” y se va quemando la hierba. Con unas paletas de hierro se revuelven las cenizas y se separan de las paredes. Con gruesos garrotes se amasa el material ya inflamado. Se añade el resto de la hierba y se repiten las mismas operaciones. Para acabar se deja reposar la piedra cinco o seis días. Después se parte en porciones manejables.

La piedra se enviaba al extranjero donde se usaba para jabones, vidrio, tintes, esmaltes y la industria química.

 Remate de la piedra del cofe.

Es una suerte de puja o subasta al mejor postor. Lo que se subastaba era la piedra, una vez quemada la planta, lo que nos da una idea del ingente trabajo realizado toda vez que se considera necesaria una tonelada de planta seca para obtener 25 kilos de piedra. El Ayuntamiento establecía un precio de salida que decían “al hilo de...”.

  El documento.El documento.

Las páginas 1-3 (firmadas el 15 de agosto de 1836) recogen un listado de nombres con las cantidades que aportan, expresadas en arrobas, tostones. El total arroja un montante de 120 quintales y 3 arrobas con 11 pesos y cuarto y medio “salvo yerro”. En la siguiente se añaden otros nombres y se corrige, por haberse incluido algunas partidas por duplicado, el total: 108 quintales. Si un quintal son unos 46 kilos tenemos que se remataron unos 5000 kilos, que eran el tercio correspondiente al ayuntamiento, luego la recolección fue de 15000 kilos de piedra, unas 600 toneladas de planta seca. Es decir, que manejaron varios miles toneladas, pues la planta ha de cogerse algo verde.

En cuanto a los recolectores, hay 340 anotaciones y, si bien es cierto que algunos nombres se repiten, se puede afirmar que son más de 300 los vecinos que recurrían a esta forma extraordinaria de ganarse la vida. Hay que imaginárselos botados en esos barrancos y laderas, arrancando, secando y amontonando barrilla durante días y días. Es presumible que, al igual que hacían con la leña hasta mediados del siglo XX, las familias respetaran lo recogido por las otras. Y después acarriando la planta, al hombro los que no tenían bestias.

De entre los nombres destacamos, por lo pintoresco, algunos: Antonio Clavellina, Gabriela Medina nido del, María la del Maestro Pablo, Blas Padrino, El Curugero, Marcos el Soldado manco, Angelito Majadillas, Juan Francisco Padrón el siego, Gregoria la cestera, Juan Angelito, José Martín Majorero, Estevana de la fe, El Soldado, Antonio Batista por la compañera, Juan Gasparito.

 Páginas 5, 5v, 6 y 6v.

Es una relación de ingresos (principalmente debidos al cofe) y gastos efectuados con esas cantidades por el Ayuntamiento.

 “Cuenta que el Alcalde Primero Presidente de este Ayuntamiento le precenta de las cantidades que han entrado en su poder por razon de la 3ª parte del cofe y el callejon del Drago cedido a D. Francisco Perez

Cargo

Primeramente recibidos de Pedro (?) 142= 5= 5=

Mas de Agustin Quesada 5= 5=

Mas de Nicolas Moreno y Juan Perez 3= 4=

Mas de D. Francisco Suarez Perez 16=

159= 5=14=

Descargos (solo incluimos los conceptos)

...por el viage á la Ciudad á pedir el Juez Letrado

...en otro viage á la Ciudad y poder que se otorgó por el Ayuntamiento para la defensa del Heredamiento

El Libro para acientos de Contribucion y las varas de medida, que se pagaron á la Policía

Por componer la llave de Santa Lucía

Por fanega y media de cal para Santa Lucía

...del queso que se compró para obsequiar al Sr. Yngeniero Rancel que levanto el plano de la Casa del Ayuntamiento

Gasto en tea para las luminarias

En velas compradas a María de Jesús y María Socorro para las luminarias

Por mano de Juan Ruiz se emplearon en la Ciudad en polvora y boladores, y el peso que ganó la bestia de José Ramon que lo llevó

...en polvora y piedras de chispa.

27, 7, 5, 2.

p. 5v: ...en azucar

Por el Jamon, aguardiente de cañas y papel para los cartuchos y las pajaritas

En el brindis para la tropa el dia del bando

...por dos viages que dio á la Ciudad á llevar papeles del Ayuntamiento uno al Sr. Coronel y otro al Licenciado Martínez

...costo de la lapida constitucional

Por costos para componer el mechado y jamon en la casa del Sr. Coronel

...en la vaca para el mechado

En cuerdas

...por el trabajo que hizo en el tabladillo y guardado dos noches

El valor de una botella de cristal, perdida la noche de la función

Por un manojo de velas traido de la Ciudad

Otro de Guia comprado a Bruno

Otro á la Sra. María Frías

Otro a la misma en velas sueltas

Por media resma de papel

En papel comprado en pliegues sueltos

Por papel sellado de Oficio para las tres elecciones y demás diligencias que se han practicado en este Ayuntamiento

Por papel sellado del 4º sello cuatro pliegos

A Antonio Rafael por cuenta de su renta de Portero

A el ama María por el refresco el dia de las elecciones á la gente de Moya

Mas á tia Loreto un toston por la comida...

p. 6: ...por dos viages á la Ciudad

A la misma por traer la lapida

A Antonia Nina para Valentin que quedó haciendo el carro

A los arrieros José Ruiz, Jacobito y Roque

...para la cal de alveo para Santa Lucía y acarreto

Por quince rta de vino cuartillos de aceyte para iluminación del frontis y el templete

...por traer el retrato de S.M

En clavos para el carro grandes y pequeños

Papel para los faroles

Piedras de chispa que segunda vez trajo Valentin

Para refresco, anís...almendra...vizcochos...el asucar para lustrarlos

...todo Alfileres y seda para el carro

Se trageron 2ª vez: tres libras de asucar, tres cuartillos de aguardiente y tres libras de polvora

Medio tercio de vino

El alquiler del cuarto al Sr. Beneficiado

Otra media resma de papel

El pan que se pagó a Pepe Sosa...

74, 7, 9, 2.

p. 6v: ...por el viage á la Aldea

Para la composicion de Santa Lucía...Mas papel de oficio para actos y el expediente de Barrancohondo

En tinta y plumas

78, 5, 3, 2

Recibidos por el Secretario en cuenta de su trabajo 81 10,5

159, 5, 14”

 159 pesos, 5 reales de plata, 14 cuartos.

 Cofe cofe. Mesembryanthemum nodiflorum.Cofe cofe. Mesembryanthemum nodiflorum.

 Como se ve el callejón del Drago formaba parte de los bienes de propios por cuyo uso el Ayuntamiento percibía una renta. En cuanto a los gastos se pueden dividir en dos rubros:

1º. Los propios de la gestión administrativa: gastos de oficina, viajes a Las Palmas para diligencias legales, sueldos del portero y del secretario que, como era común entonces, no se distinguían por su regularidad, y alguno más pintoresco pero igualmente asumido como normal hasta la actualidad como el refresco el dia de las elecciones á la gente de Moya, que se encontraban aquí pues por entonces Gáldar aún era Cabeza de Partido.

El expediente de Barrancohondo mencionado se produce cuando este pago galdense pretende constituirse en independiente o agregarse al de Artenara. En las actas del Ayuntamiento se hacen repetidas acusaciones al de Guía de instigar estas pretensiones con la finalidad de que Gáldar viera reducida su población y así tener más posibilidades de arrebatarle la Cabeza de Partido nombrada. En la de 1 de febrero de 1837 se trata el tema de la creación de este nuevo Pueblo debido “a la intriga y mañosidades de los pueblos de Artenara y Guía” y se acuerda enviar un escrito a la Diputación -enviado el 5 del mismo- que es más clarificadora (DH 01/003, p. 57):

 “Excelentísimo Sr: ...ha tenido a bien decretar la creacion de un nuevo Pueblo en el dicho pago de Barrancohondo; determinacion á la verdad, que mirado con los ojos del desinterés y la Justicia nada mas arroja de sí, que la ruina de los miserables moradores de el dicho pago y un grave perjuicio para la Villa de Galdar; siendo tan solo ventajoso para la de Guia, por conseguir el fin primario propuesto en el asunto, que es, el de reducir el numero de vecindario de Galdar, por ser esta una de las tantas prerrogativas en que le exede, para ser como es, la cabeza del 2º Partido Judicial de la Ysla de Gran Canaria...

...se tuvieron noticias muy ciertas, de que las personas, que llevan la voz en el Pueblo de Guia, para poder hacerse con los votos, de los electores de Artenara, les prometieron á estos, que sería separado de Galdar y agregado á su Pueblo el pago de Barrancohondo...”.

2º. Los propios de una celebración: viandas, bebidas, adornos, luminarias, voladores, pólvora para las salvas, composición de un templete, arreglo del frontis y de la ermita de Santa Lucía, el retrato del rey y la lápida constitucional.

Laexplicación la hallamos en acta del Ayuntamiento de 30 de agosto de ese año, 1837, que pasamos a extractar:

“El Ilustre Ayuntamiento de esta Villa Cabeza de Partido á solicitud del pueblo que con la mayor armonía pedía la publicación de la Constitución Política de la Monarquía...por haberla S. M. (q. D. g.) la Reyna Gobernadora jurado el día trese del corriente mes, dispuso acceder al voto del pueblo, que con los mas leales y cordiales deseos, quería el anuncio y establecimiento de la carta de libertad de la Nación...acordose que hubiese iluminación publica y se permitiese los regocijos y diversiones publicas de costumbre...repique de campanas...que se oficie igualmente al Sr Coronel de este Regimiento...se presente en esta Plaza toda la tropa...haciendo las descargas...para que se comprara la polvora...para el fuego de cañon...ocho docenas de cohetes artificiales, con las velas y demas preciso para la iluminación cuyos costos se harán de el importe de la piedra del cofe, en virtud de que aun no hay otros fondos de propios...”.

En el acta del día siguiente se recoge la publicación de la Constitución de 1812 vigente dos años hasta la vuelta de Fernando VII, cuyo absolutismo solo tuvo un oasis en el Trienio liberal (1820-23) durante el que volvió a ser restituida. En 1833 comienza la Regencia de María Cristina que, bajo la presión popular y militar, vuelve a firmarla. Es este el evento que ahora se celebra. Un ejemplo local de los vaivenes políticos es que también se restituye en sus puestos a los empleados cesantes de la corporación de 1833.

Así mismo se acuerda el mencionado pago al portero y secretario de sus sueldos de un año y ocho meses, indicándole a este que “tendrá la bondad de esperar por el resto” que se le adeuda, y se rematan cuentas pendientes de gastos en la composición de la carnicería y en material fungible para el ayuntamiento, todo ello a cuenta del dinero “exhivido por el rematador de la tercera parte de la piedra del cofe Pedro Ramos”.

La página 7 es desconcertante, parece una continuación de la lista de recolectores con las cantidades aportadas. Una anotación es diferente: “José Medina Pabon por la guisada por decomiso, medio quintal”. La barrilla, mal guisada solo produce cenizas con escaso valor comercial, así que en algunos lugares se precisaba de expertos que acudían cuando se contaba con una cantidad considerable.

Página 8.

El día 5 de agosto de 1836, el ayuntamiento “saca á publica subhasta el cofe que ha importado la tercera parte que esta Ylustre corparación se reservó del que recolectaron los vecinos en los valdios de Botija y costas de Sardina y Caleta; cuya tercera parte ha importado, ciento veinte quintales tres arrobas; quien quisiere hacer posturas sobre el hilo de nueve y medio reales de plata cada quintal, puede egecutarlo...

 Debe referirse a los Llanos de Caleta Arriba, pues los de Caleta Abajo son los mismos de Sardina, es decir, se usó toda la costa de Gáldar.

Las posturas se presentaban mediante cédulas secretas y se da un plazo de 26 horas desde la proclamación, hasta las doce de la mañana siguiente.

 Página 9.

Al día siguiente, desde las 10, el alguacil proclama a voces el remate, sin que se presente postura alguna hasta el momento final, las doce, en que se pusieron sobre la mesa las siguientes:

 “Una de D. Bartolomé Rodriguez poniendo el quintal...en diez reales de plata y un cuarto...Otra de Antonio Martín Vega...á diez reales plata dos y medio cuartos...Otra del mismo...diez y medio reales plata...Y ultimamente otra de Pedro Ramos...á duro cada uno”.

 Adjudicado el remate a Pedro Ramos en un duro el quintal se le pide una fianza por “no exhivir en el acto la cantidad de ciento setenta y un pesos, á que asciende el valor” del cofe rematado. Al expediente se unen las cédulas y lista con el nombre de las personas en que se hallaba repartida la piedra del cofe.

En la primera de las cédulas (p. 10) se habla de cofe, pero en las restantes (pp. 11-13) la palabra empleada es barrilla, y en la de Bartolo Rodríguez, tras la postura, se añade “asiendose cargo el presidente de mandarmela a entregar en el punto que ponga yo para resebirla y que sea cin nenguna macula que le echen sino de satisfasion”. Efectivamente, esta, junto con la producción química, fue una de las causas del declive de la recolección y cultivo de la barrilla en Canarias, la adulteración: en el proceso de fundido o cristalización se añadió arena o incluso callaos. La picaresca del callao perduró en el tiempo: hasta los años 70 del siglo XX se usaron las tiras de platanera para amarrar los tomateros; las garepas se iban separando del rolo hasta dejar la pura vela, que se le picaba a los animales; se tendían, uniformemente, en los barrancos hasta que estaban secas, pero no bizcochadas, y se amarraban en manadas gruesas; periódicamente aparecía el comprador, con su camioneta dando tumbos por efecto de las piedras y los baches, y las pagaba al peso; todo el que se atrevía metía en medio algún callao, pero sin exagerar, porque el chófer sabía más que el ciego de Lázaro.

 Páginas 14 y 14v.

Es una nueva relación de gastos a cuenta de lo obtenido en el citado remate (142, 5 pesos por 107 quintales), efectuada el 1 de octubre, de la que extractamos solo los conceptos:

En gastos ordinarios.

Al Secretario D. Francisco Lorenzo y Vazquez á cuenta de rentas y trabajo de dos años que sirve en este destino.

Al Portero Antonio Rodríguez Saavedra...del mismo tiempo.

Por el alquiler de esta casa consistorial, en el termino de un año y ocho meses.

... del correo en el tiempo de un año.

Por una resma de papel comun y otro pero comprado en cuartillas y pliegos sueltos.

...noventa y un pliegos del sello.

...seis pliegos del sello 4º.

...en tinta y plumas.

...en las velas de cebo del gasto de un año.

En gastos extraordinarios.

...que costó la lapida constitucional, para fixar en la Plaza principal y cuatro reales plata por la trahida de la Ciudad.

...al Licenciado Don Bartolomé Martínez...

...por el Libro para dar asiento á la entrada y salida de la Contribución y varas para medir generos...

...en un obsequio que el Ayuntamiento dispuso enviar al Sr. Ingeniero Rancel por la gracia que hizo en levantar el plano del edificio de las casas capitulares, carcel y Posito...

…gastos en los oficiales y materiales para la reedificacion precisa de la que fue hermita de Santa Lucia...que el ilustrísimo Sr. Obispo cedio interinamente al Ayuntamiento para sus seciones.

...gastos...en la consulta y otorgamiento de poder que hicieramos para la defensa de los derechos de este Ayuntamiento en el nombramiento de los Alcaldes de aguas de este Heredamiento de que intentó despojarle el pueblo de Guia.”

 Lo que supone un importe de 142 pesos, 5 reales de plata y 14 cuartos, resultando que los gastos exceden a los ingresos del cofe, a lo que se añade que este era inferior en 3 quintales y 1 arroba al subastado al haber algunas partidas duplicadas y que quedaron por cobrar 10, 5 quintales.

Todavía en el acta de 11 de diciembre encontramos que “quedan algunos restos sin cobrar...tanto en dinero cuanto en piedra” por lo que se nombra comisionado al regidor Estevan Febles “para que los haga asequible sin perdida de tiempo”.

Este ingeniero es Domingo María Rancel Hernández (Teguise 1790 – Santa Cruz de Tenerife 1840).

En las páginas 15, 15v y 16 se recoge copia de los recibos de los pagos efectuados entre septiembre y octubre de 1836 al Secretario, al Alguacil, a José Medina Tovar por el alquiler de su casa que sirve como consistorio, al comisionado del correo (de nuevo Francisco Lorenzo y Vazquez), a Fernando Pineda “por la hechura y pinturas de la Lapida de la Constitucion que se ha de colocar en dicho Pueblo” firmado en la Ciudad de Canaria, a María Palenzuela por la traída de la lápida, a Francisco Quesada por los seis quesos para el Coronel Ingeniero Domingo Rancel, por el coste “de cal, peon y yo como oficial de la composicion de Hermita de Santa Lucia para casa consistorial”, a Antonio Medina por otorgamiento de poder en el caso del heredamiento de aguas, a los comisionados en la consulta al Licenciado D. Domingo Penichet y alquiler de las bestias que los llevaron a la Ciudad.

Al final, con fecha 29 de julio de 1837, se recoge que “es copia de los documentos que con esta fecha se remiten á la Excelentísima Diputación, según los exige por oficio de 1º de Junio ultimo”.

El expediente es, pues, producto de lo reseñado en acta de 19 de junio de 1837:

 “Enterado el Ilustre Ayuntamiento de otro oficio de la Excelentísima Diputación en que ordena, se remitan los documentos que comprueven la invercion del valor de la piedra del cofe, sin lo que no se pueda resolver las cuentas, se acordó: se cumpla dejandose por el Secretario la correspondiente copia”.

La alternancia en el poder de conservadores y liberales no tuvo mayor efecto en cuanto a los intentos de centralismo económico y vigilancia pertinaz de la hacienda municipal pues ni unos ni otros se fiaban de las élites locales.

Ya en acta de 7 de octubre de 1836 presentó el Sr. Presidente la cuenta de la inversión de los ciento cuarenta y dos pesos medio duro, que exhivió el rematador Pedro Ramos...se acordó: archivarse para darce cuenta á la Excelentísima Diputación Provincial cuanto se ínstale (sic)”.

El 29 de diciembre siguiente se atiende a un requerimiento de la Diputación en estos términos:

En vista de que aún no tiene conocimiento la Excelentísima Diputación Provincial, del arvitrio que tomó este Ayuntamiento en la tercera parte del cofe que se crió en las costas realengas del mar, á causa de que cuando se presentó dicho arvitrio, la Junta que era de Provincia, se trastornó, como consta de los acuerdos de trese y treinta y uno de Agosto, se acordó...se saque copia de las cuentas que existan archivadas...se le remita suplicandole por la aprovación en atención á la necesidad en que el Ayuntamiento obró en esta materia y ...que el resto...se invierta en la compra de bancos mesa y otros utensilios de que carece...”.

 Vemos de nuevo la delgada línea entre propios y arbitrios, aquí se establece un arbitrio para el que precisa aprobación superior sobre uno de los bienes de propios, comunmente usado de forma comunal. Que fue temporal lo atestigua la importancia que se le da desde la Diputación, lo provechoso que resultó para el Ayuntamiento y la inexistencia de otros remates, al menos cercanos en el tiempo, a pesar de que la práctica de recoger la barrilla era habitual, como se deduce de lo reflejado en acta de 4 de abril de 1838:

“...para evitar la tala que se está haciendo de los pocos arbustos que restan en la Vega de Almagro, por los vecinos de Guía y las ceníceras de este pueblo, pues no teniendo esta Villa otra parte de donde proveerse de leña, para el uso comun, era preciso mirar este ramo con toda consideracion; acordose se oficie al Y. Ayuntamiento de Guia á fin de que haga saber á sus vecinos no se entrometan en dicha Vega á talar las tabaybas y otros arbustos que restan en ella... (y en Gáldar) que nadie vuelva á hacer ceniza, ni sacar mas leña que la precisa para el uso semanal de su familia”.

Amagro: cara oeste.Amagro: cara oeste.

 La práctica de sacar ceniza para la fabricación, al menos familiar, de jabón se mantuvo hasta bien pasada la guerra de España, al igual que la de sacar leña (cardones, tabaibas, veroles, gamonas, altabacas) para el hogar. Así ese Cerrillal, La Piedra Lagua, Las Cruces, se llenaban de montones, de jaces, de carros tirados por burros, de ruedas de madera atascadas en el barro, de matrimonios y chiquillos empujando como bestias.

De todas estas labores apenas queda. Para la quema de la barrilla es preciso un goro de poca altura y diámetro pues la planta se quema poco a poco. Construido con piedra viva, la cara interior debe ser lo más uniforme posible para que el cristal no coja impurezas y se pueda desprender con menos dificultad, pues resulta de una gran dureza. No ha quedado ninguno de estos quemaderos. Lo precario de su estructura y el estar emplazados en una zona que después se usó en el cultivo de tomateros y cebollas los hizo desaparecer.

Sí permanece el nombre de barrilla que damos exclusivamente al Mesembryanthemum crystallinum, que cubre como manto escarchado todos los huertos dedicados a aquellos cultivos apenas cae una lluvia de cierta entidad, señal de que en esos mismos terrenos que cercan la costa no solo se recolectó sino que también se cultivó con el fin de obtener la reputada piedra del cofe de Canarias. Algún recuerdo de su uso para lejías debía quedar cuando de niños decíamos que si te echabas el jugo de la planta en la cabeza se te volvía el pelo blanco.

Actualmente, bajo nombres tan sugerentes como ficoide glacial, hierba helada, hierba escarchada, anémona de tierra, hierba del rocío o planta de hielo, es usada en alta cocina, particularmente sus anchas hojas tiernas y su flor. ¡Hay que ver!

pdfPuedes descargar el trabajo completo en formato PDF imprimible desde este enlace

Domingo Oliva Tacoronte.

Actualizado el Jueves, 17 Septiembre 2020 11:32 horas.

5 comentarios

  • Francisco J. Romero Viernes, 18 Septiembre 2020 11:00 Enlace al Comentario

    Se nota que es un estupendo trabajo bien preparado y documentado por Don Domingo Oliva. Gracias Domingo por tu tenaz compromiso de rescatar las costumbres y tradiciones de los habitantes de la zona norte de Gran Canaria.

  • Juan Bosco Jueves, 17 Septiembre 2020 21:48 Enlace al Comentario

    Muy buen trabajo, recordar la barrilla, con la que nos lavábamos las manos después de estar cogiendo hierba para las cabras, y esos escritos, con sus errores y faltas de ortografía, no tienen desperdicio.
    Saludos

  • Javier Morales Jueves, 17 Septiembre 2020 17:51 Enlace al Comentario

    Buen trabajo Domingo. El uso de esta planta en el pasado, da una medida del esfuerzo que tuvieron que realizar muchas personas por sobrevivir en medio de unas condiciones sociales y económicas muy complejas. Cualquier recurso del cual se pudiera obtener un beneficio mínimo era una vía alternativa para salir adelante.

  • Clemente Reyes Santana Jueves, 17 Septiembre 2020 11:24 Enlace al Comentario

    Maravilloso trabajo de Domingo Oliva. Gracias por indagar en esta interesante planta ya olvidada y tan importante en la vida de nuestros antepasados. Y también por horadar en la historia no tan lejana de este municipio. Un saludo a Chano Santana, que tuvo la amabilidad de avisarnos de la publicación.

  • Javier Martín Jueves, 17 Septiembre 2020 11:19 Enlace al Comentario

    Buen trabajo. Muy interesante. Gracias.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento