El cambio del recorrido del Pino cumple cinco años

PROCESIONELPINOHISTEl cambio del tradicional recorrido que desde el siglo XVIII permite que distinciones, milicias. músicas, pueblo, fervor, rostros, súplicas, caminantes, rindan honor y fervor a Nuestra Señora del Pino, hizo que tradiciones, usos y costumbres cambiaran, mudaran y con ello dieran un paso en este recorrido de siglos que es la historia de la devoción a la Santa Imagen de la Villa de Teror.

Este peculiar “camino de la Virgen” que es su procesión del 8 de septiembre -parejo al camino que miles de personas hacen para verla a Ella- ha ido modificándose a lo largo de los siglos por la lógica transformación urbanística, de sentimientos y hasta de ideas y pareceres.

No se rompe con la decisión de este año nada que no hubiese cambiado ya varias veces en el medio milenios que la Virgen del Pino “camina” por las calles y plazas terorenses.

Cuestiones de seguridad, excesiva concentración de público en algunas zonas con la casi absoluta imposibilidad de evacuación si fuese pertinente, además de la búsqueda de un mayor lucimiento y un discurrir por calles con más población han motivado la decisión.

Cuando el primer y segundo templo que cobijaron a la Imagen se situaron en lo que hoy es la propia Plaza del Pino al soco del Pino de la Aparición y tirando para la parte del Barrio de Abajo, marcaron con ello los primeros discurrires de las procesiones del XVI y XVII.

PROCESIONELPINOHIST01En documento del obispo don Cristóbal de la Cámara y Murga de 1631 éste dispuso que para mejor adecuarse a la disposición de la por entonces recién construida segunda ermita de tres naves “la procesión de Nuestra Señora de la Natividad (el 8 de septiembre) se hacía por muchos caminos con grande incomodidad y no a propósito, mandamos se haga saliendo de la iglesia la plaza adelante y la puerta de Sebastián Halcón ahajo a dar por la puerta de Juan López y volviendo hacia arriba a dar a la puerta de la casa de Juan de Ojeda, pasando por la puerta de la Sacristía a entrar por la puerta principal, y que en estos días se tengan estos caminos por donde ha de pasar limpios y enramados, a que acudirá el cura a hacérselos ver, y que no se haga la dicha procesión por otras partes sino por las aquí referidas, so pena de excomunión y de cinco ducados para la fábrica de la iglesia, ni el cura consienta otra cosa so las mismas y otras penas mayores”.

El recorrido actualizado a las calles de hoy en día sería por el lateral del Auditorio, calle de Correos, plaza Teresa de Bolívar a volver a la Plaza. Claro está, en andas a hombros de fieles, sobre taliscos sueltos y barro amazacotado porque calles bien empedradas no había tantas por aquellos años.

PROCESIONELPINOHIST02Esta iglesia duró hasta 1760 -el Pino había caído en 1684- y la siguiente que para fortuna presente ha llegado hasta nosotros, se inauguró en 1767 orientándose con su fachada casi enfrentada a donde estaban ubicadas las anteriores y con una superficie y opulencia extraordinarias para un santuario de pueblo del siglo XVIII.

El Pino lo meritaba y así se hizo.

En décadas siguientes a instancia de vecinos y opino que también para repartir el honor de ver pasar la procesión por delante de las propias puertas, ésta discurrió durante un tiempo por el Barrio de Arriba, subiendo por la empinada calle de la Herrería a dar al Castaño.

En honor a la verdad, era este itinerario más de senda de calvario de Semana Santa que de lucimiento de solemnidad septembrina; por lo que el domingo nueve de mayo de 1790 a la salida de misa se reunieron en cabildo los miembros del ayuntamiento de entonces con los vecinos más destacados para opinar y decidir sobre un posible cambio del recorrido de la procesión del Pino. Pensaban realizar una mesa (un paso no llevado en andas) con faldones de tisú que no podía discurrir por los empinados y un tanto destartalados trayectos anteriores.

PROCESIONELPINOHIST03Y se decidió por todos los presentes aquel domingo de la primavera de 1790, que a partir de entonces la procesión del Día de Nuestra Señora del Pino se hiciera alrededor de la Plaza y que en las ocasiones que se ofrecieran, como las procesiones generales u otras, se continuara seguir lo antiguo “saliendo la Señora en sus andas alrededor del Castaño como se ha practicado hasta ahora con la antigualla de tantos como hay en este lugar”.

La decisión se tomó sólo para la Procesión del Pino. La evolución de las otras muchas procesiones terorenses tuvieron sus historias particulares que quedan para otro momento.

La Plaza de Teror y edificaciones circundantes se prepararon para aquel primer evento. El que el obispo don Antonio Martínez de la Plaza hubiese ordenado empedrarla al completo a fines del año 1786 ayudaba bastante a la facilidad del recorrido propuesto. Y la cosa fue lucida y de público y general agrado de lo cual dejó constancia en acta Juan Bernardino Rodríguez el escribano fiel de fechos al día siguiente del Pino, en documento que custodia el Archivo Parroquial de la Villa Mariana, y que transcribo literalmente por su alto interés en este año de modificación de lo allí convenido:

PROCESIONELPINOHIST04Certifico yo el fiel de fechos de este lugar de Teror, que a consecuencia del acuerdo y determinación antecedente en el día ocho del corriente mes de septiembre, que fue ayer, salió Nuestra Señora del Pino a su procesión después de acabada la misa solemne y reservada la Majestad, yendo la Santísima Imagen en mesa y faldones, según se propuso al ayuntamiento de este lugar en nueve de mayo, y saliendo la procesión por la puerta mayor de la iglesia siguiendo la Plaza arriba por la parte de abajo del pilar hasta dar la vuelta a éste y siguiendo por la acera de la Silla y casa de Nuestra Señora que ocupa el Cabildo (actual calle de la Iglesia Chica), hasta tocar con las casas de la Virgen de la acera del Palacio, y desde allí por el lado de la puerta de la sacristía a volver a la Plaza principal a entrar por la misma puerta de la sacristía a volver a la Plaza principal a entrar por la misma puerta mayor. Todo lo que se ejecutó con común consentimiento y complacencia del vecindario que admiraba la hermosura de la procesión tanto por ir en terreno llano y espacioso como por poder andar la mesa y faldones ricos de tisú que presentaban la santísima imagen con el mayor aparato y grandeza. Y de pedimento de don Luis Falcón, alcalde real de este lugar, doy la presente en Teror septiembre nueve de mil setecientos y noventa, de que doy fee. Juan Bernardino Rodríguez, escribano fiel de fechos”

PROCESIONELPINOHIST05También firmaron el documento los diputados Agustín Guerra y Domingo Rivero y el síndico personero Bartolomé Pérez. Y aunque en años siguientes hubo alguna que otra modificación, como la creación de La Alameda, las construcciones traseras de la iglesia, o la suspendida procesión de 1851 -el Año del Cólera en el que “sólo hubo el 8 de septiembre una misa cantada puesta de manifiesto en su nicho la Santa Imagen de Nuestra Señora, por atención a los devotos fieles de otros pueblos”, así se mantuvo casi intocado hasta el presente.

El año 2015 una vez hecho el anuncio del cambio y con el apoyo municipal los vecinos se aprestaron a dar una vistosidad mayor al Día del Pino y desde lluvia de pétalos a colgaduras en balcones pasando por todo tipo de adornos con que pudieron ensalzar a la Virgen se generó un acto que con sólo cinco veces de celebración ha quedado totalmente inmerso en las imágenes mentales que relacionamos con ese día.

PROCESIONELPINOHIST06Y ha llevado la imagen de la Virgen por la Calle real de la Plaza bajo una verdadera lluvia de flores que termina por cubrir el pavimento, las personas asistentes y el propio Trono de Nuestra Señora del Pino a todas partes en una suerte de bendición de naturaleza que al mediodía del día 8 de septiembre ya entendemos como consustancial con la procesión misma dando a entender con ello el acierto y la plena aceptación del cambio producido hace cinco años.

Para cerrar mi breve análisis del hecho en sí quise agradecer la cercanía y la confianza que el párroco don Antonio Perera tuvo en mí para ayudarle a implantar serenamente la modificación realizando para ello un documento de certificación a uso y costumbre de los papeles del siglo XVIII y que también transcribo a continuación.

Certifico yo el cronista oficial de esta villa de Teror, que a consecuencia del acuerdo y determinación de la decisión adoptada este año, salió Nuestra Señora del Pino a su procesión después de acabada la misa solemne, yendo la Santísima Imagen en mesa y faldones, y saliendo la procesión por la puerta mayor de la iglesia siguiendo la Plaza arriba por la calle de la Iglesia Chica, hasta tocar con las casas consistoriales en la Calle de la Cal y desde allí virando a la Calle Nueva en el momento exacto de marcar los relojes las 13 horas y 30 minutos del día de hoy, iniciando con ello por primera vez este nuevo recorrido. Todo lo que se ejecutó con común consentimiento y complacencia del vecindario que admiraba la hermosura de la procesión tanto por ir con seguridad, amplitud y espacio donde ubicarse todos los que hoy aquí se encontraban; como por poder demostrar con colgaduras, lluvia de pétalos, banderas y masiva afluencia, el general agrado que la nueva decisión ha producido en el pueblo terorense. Y en cumplimiento de mis competencias, doy la presente en Teror septiembre ocho de dos mil quince, de que doy fe. José Luis Yánez Rodríguez, Cronista Oficial de la Villa Mariana de Teror”

José Luis Yánez Rodríguez
Cronista Oficial de Teror
Actualizado el Lunes, 21 Septiembre 2020 01:36 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento