La Fuente Agria y su primera planta de embotellado


La siguiente década después de la recuperación de la titularidad pública de la Fuente Agria, tanto desde el ayuntamiento terorense como desde el Cabildo de la isla se destinaron esfuerzos y presupuestos para mejorar accesos, garantizar la higiene, el cumplimiento de normativa en venta de aguas; todo en beneficio de este lugar que desde 1914 se había convertido poco a poco y por decisión del vecindario de la Villa en divisa y emblema del municipio junto a la Virgen del Pino.


fuenteagria1

Así, en mayo de 1926, la Sección de Vías y Obras del Cabildo proponía el comienzo de las obras del camino vecinal desde el pueblo a la Fuente; y al mes siguiente, sería el propio ayuntamiento el que sacaba a subasta pública la reparación del puente que daba entrada a la misma.

A fines de la década de 1920, la situación ya en nada se parecía la que había iniciado el siglo XX.

Pocos recordaban los años en sólo se acercaban a la Fuente Agria los que estaban aquejados de alguna dolencia más o menos crónica y decían los mayores de Teror que lo hacían con disimulo porque desde que la gente se percataba de que alguno iba a beber con frecuencia del agua agria, comenzaban a rumorear sobre sí estaba “tis”; o lo que es lo mismo: tísico.

alcaldeterorfuenteagriaPero después de estas obras mencionadas, la idea, el concepto popular sobre la Fuente Agria y su agua habían cambiado.

Se generalizó su uso y de ser llevado a las casas en las típicas “tallas”, se pasó ya en 1929 a llenarse diariamente miles de botellas que se vendían por toda Gran Canaria y fuera de la isla. Las constantes reventazones de los corchos en los traslados sobre bestias, carros y en las primeras camionetas, eran el mejor certificado de que se mantenía aquella fuerza que ya desde el siglo XVIII José de Viera y Clavijo apuntaba como “la fuente de agua agria o mineral, que consume la carne hasta el hueso y se suele recetar en algunos males”

Comenzó la Fuente y su idílico entorno de ñameras y cañaverales con más pujanza que en años anteriores a ser “destino turístico” de los que por Teror venían. En junio de 1927 la visitaban los alumnos del Instituto Nacional de Segunda Enseñanza de Las Palmas. Y así siguió durante mucho tiempo.

Pero comenzaron también las quejas: el casi consustancial mal genio de los encargados de permitir el acceso de los vecinos al agua; los problemas con los primeros concesionarios sobre la resolución de los convenio del arriendo del arbitrio del agua (por ejemplo Nicanor Cárdenes, tejedense aquí afincado por matrimonio); el que el “reciclaje” de botellas de cristal diese lugar a quejas de la isla vecina por aparecer la referencia a manantiales tinerfeños sin serlo o apareciendo en algunas botellas el rótulo de “Cervecería”, etc.

Los de Tenerife (y Dios me libre de querer con esto iniciar controversia alguna después de más de ochenta años) nos aconsejaban explícitamente que “si se carece de precintos metálicos de la fuente agria de Teror; y hay que utilizar los que pertenecen a otras industrias, debe de raspárseles aquellas inscripciones antes de presentar el agua como procedente de otra isla. Además, observamos que la etiqueta de las botellas del agua medicinal de Teror dice: “Agua de mesa del manantial de Teror. Islas Canarias. Y no nos parece adecuada esa inscripción porque debiera ser la siguiente: “Agua de mesa del manantial de Teror en Gran Canaria, Provincia de Las Palmas”.

Los problemas de la promoción y la competencia ya desde 1929.

Como culminación de todo este inicio de conversión de un manantial en una empresa, el 19 de noviembre de 1930 el Ayuntamiento anunciaba la subasta de las obras de un magnífico proyecto: la construcción de un edificio de dependencias para embotellamiento de las aguas de la Fuente Agria, con un presupuesto de más de setenta mil pesetas de aquellos últimos meses de la monarquía de Alfonso XIII. Se iniciaba así la empresa más identificativa del municipio de Teror.

A las cuatro de la tarde del domingo 15 de marzo de 1931, se acaban de cumplir noventa años de ello, el alcalde José Hernández Jiménez procedía a la colocación de la primera piedra del edificio que sería bendecida por el párroco Antonio Socorro Lantigua.

487d8d4a b4b3 489c 84e8 73caf768f686

El discurso del alcalde comenzaba aclarando que “el acto que terminamos de realizar, es algo, que por su importancia y sobre todo por su transcendencia, merece la emoción de la que todos nos encontramos embargados. Vencidas todas las dificultades económicas -propias de los pueblos de escasos recursos, la Fuente del Agua Agria, nuestra fuente, en un plazo no muy lejano, podrá llevar la pureza que mana de sus entrañas a los más apartados rincones, garantizando su embotellamiento por los últimos adelantos de la higiene. Con ello, cual corresponde a todos los hijos de Teror, habremos dado un pase definitivo para que ella rinda el debido beneficio económico que el sacrificio supone, al par que tendremos la satisfacción de ver como se hace justicia a la bondad de sus componentes, que es la mejor agua de mesa conocida en las Islas Canarias”

A continuación, Antonio Socorro en el mismo tono enfervorizado hizo referencia a la fuente que manaba del Pino Santo de la aparición y continuó “… Nuestra Señora del Pino, por su omnipotente voluntad, hizo secar el manantial, pero inmediatamente surgieron varias fuentes, de entre las cuales, fue esta, en cuyos alrededores, para darle toda clase de garantías higiénicas, se levanta el adecuado edificio, cuya primera piedra terminamos de bendecir. Sí los hijos de Teror nos esforzamos por llevar por el mundo el nombre de nuestra Excelsa Patrona, cantando sus milagros y los beneficios que de Ella constantemente recibimos, deber también nuestro es el propalar por todos sitios las bondades de nuestras aguas, para que no quede un solo rincón en Canarias donde ella no se consuma”

El edificio sería de una planta con azotea plana a todo lo largo de la explanada que se utilizaba para el llenado y empaquetado de botellas, con grandes ventanales y presentando su fachada al barranco.

Una de las salas de dedicaría a almacenamiento de botellas vacías de dónde irían pasando a remojarse a otra pieza contigua provista de una máquina para el lavado de 1000 botellas por hora y un esterilizador.

6c32040e c4f0 4014 9780 908f01e8bec2

Seguiría un pasillo por la parte posterior de la edificación, pasando luego las botellas a una sala de llenado y tapado automático, donde se instalaría una máquina para llenar 2000 botellas por hora, con un depósito de tapones y una mesa de etiquetado y precintado. Después se colocarían las botellas llenas en otra sala amplísima reservada para almacenarlas, de donde las tomarán lo carruajes que las conducirían para el consumo público.

La pequeña rotonda que tenía el manantial se tapiaría con un tabique que serviría de soporte a una fuente de tres chorros, revestida con azulejos policromados junto al testero de una plazoleta adosada al edificio de embotellamiento.

El coste total de la nueva edificación fue de 70000 pesetas, y debería estar entregado al Ayuntamiento a principios de agosto de ese mismo año. El coste de las máquinas sería de unas 55000 pesetas.

Pese a los evidentes cambios políticos que sobrevinieron al mes siguiente, el Cabildo Insular continuó con obras de reparación y “riego por penetración con betún asfáltico” del kilómetro uno en el camino vecinal que unía el puente de Teror con la Fuente Agria por el caserío de la Hoya de San Lázaro.

Alicia Navarro Cambronero, la tinerfeña “Miss España 1935” visitó la Basílica y también la edificación el 23 de mayo del año de su elección cuando estuvo en nuestra isla de vuelta a Tenerife; siendo una más de las muchísimas personalidades y famosos que bajaron por estos años al barranco para ver la fábrica, prueba del orgullo que este significaba para los habitantes del pueblo en aquel momento. Para más orgullo sería elegida Miss Europa en Torquay el 7 de julio de 1935.

Pero al año siguiente, la terrible contienda civil lo cambió todo.


Noticia relacionada:

José Luis Yánez Rodríguez es Cronista Oficial de Teror.


 

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento