Los Cebolleros y el Pino

cebollerosteror01

La tarde del siete de septiembre de 1970 en la Romería del Pino de aquel año, los viejos sones mezclados con una pujante regeneración folclórica que por entonces se manifestaba en todo lo musical y en la recuperación de lo que se definía como verdaderamente típico de nuestra tierra traían hasta la Plaza de Teror agrupaciones tradicionales y otras que iban surgiendo de esa necesidad de “hacer país”, por lo menos en todo lo cultural y que serían la base de un reforzamiento de los caracteres distintivos de nuestro folclore en los años siguientes. Al igual que Los Roneros, que surgían en la Villa Mariana tan sólo unos meses antes.

Uno de esos grupos había aparecido tan sólo unos días antes y, tal como escribiera Antonio Rodríguez Guillén, los primeros pasos habían sido dados “de improvisto, por un grupo de jóvenes amantes del folklore canario, y que sin pensarlo más comenzaron a hacer proyectos que se han ido convirtiendo en realidad poco a poco. Se comenzó la búsqueda del material capaz de sacar adelante la brillante idea, y icómo no!, se encontraron veinte muchachos con deseos y ganas de que Gáldar contase con un grupo folklórico, siguiendo el ejemplo de las demás agrupaciones existentes en nuestro Archipiélago”

El cinco de septiembre ese grupo de jóvenes se reunieron en el ayuntamiento de Gáldar con gentes de más edad para constituirlo oficialmente y entre todos acordaron unir voluntades en torno a la propuesta y crearlo con el nombre que a primero de mes habían decidido en las reuniones previas.

Eso hizo que dos días después llegasen, en su primera actuación pública, ante la Virgen del Pino.

Acompañando a la carreta de Gáldar, cargada con plátanos, tomates, pepinos y papayas llegaron Los Viejos que ofrendaron su cante y sus tradicionales folías, pura cadencia y raíz de nuestros campos.

“Viva la Virgen del Pino,
viva Gran Canaria entera.
Vivan los pobres ancianos
que ya bien poquitos quedan”

Y también la Agrupación Princesa Tenesoya

“Arrejunde, Pepa
haciendo el frangollo
mira que ya es tarde
y tengo jilorio”

Los Cebolleros llegaron representando a Gáldar, pero acompañando a la ofrenda del municipio de Mogán. Aquella tarde, la Romería del Pino celebró su presentación con la felicidad de su conocida isa, la que fue su santo y seña desde aquel momento.

“Voy a empezar una isa
de la cebolla llamada;
para que todos la sepan
se las diré bien cantada”

cebollerosenterorLos Cebolleros nacieron en Gáldar y se bautizaron en Teror.

Cinco días después lo hicieron en su ciudad. El sábado 12 de septiembre de 1970, Los Cebolleros hicieron su presentación oficial ante el pueblo de Gáldar. Resonaba el orgullo de tenerlos y del buen sabor que habían dejado días antes en la Ofrenda a la Virgen del Pino. Resonaba la tierra galdense, sus tradiciones, su cultura, sus saberes, representados en aquel grupo que en poco más de dos semanas habían pasado de ser una incierta promesa a una brillante realidad. En primer lugar, actuaron en el templo de Santiago en la misa de tarde donde interpretaron el sorondongo, una isa y nuevamente la “Isa de la Cebolla”. Luego, Francisco Bolaños les presentó en el pórtico ante un público que desde aquel día los consideró como un referente cultural de la ciudad.

En los meses siguientes, el Rosario, en Agüimes; el homenaje a Juan Falcón Pérez, presidente de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas; Las Marías en Guía, …fueron el inicio de un largo periplo en el que los cebolleros recién nacidos se codearon a la par con solistas y agrupaciones de aparente mayor envergadura y solera pero que comprobaron de inmediato lo fuerte que pisaban. También al Pino en Teror volvieron asiduamente en los años siguientes.

Pero sería a los pocos meses de sus comienzos cuando los integrantes del nuevo grupo se afianzaron como encarnación de la cultura, el folclore y la defensa de la tradición en las tierras galdenses. El Año Santo de 1971 afianzó la ruta jacobea iniciada a mediados de la década de los sesenta y todo el mundo en Gáldar se aprestó a celebrarlo.

Por parte de todos los responsables municipales y parroquiales, se tenía la certeza de un año pleno de religiosidad y cultura y así fue. Los corresponsales Francisco Suárez, Rodríguez Guillén,…fueron cronistas de ello.

Para Los Cebolleros se inició con un acto que consolidó su imagen ante todos los vecinos y vecinas de la Ciudad de los Guanartemes. En la tarde del 30 de enero se había convocado la peregrinación de la población galdense para cumplir cuanto antes con el camino, pagar promesa y dejar el resto del año para los grancanarios, los canarios y canarias que quisiesen hacer la ruta jacobea de Gáldar. Las casi tres mil personas que hicieron camino aquel día llegaron a Gáldar, penetraron en el templo de Santiago por la Puerta Santa y escucharon la misa “oficiada por el cura párroco don Agustín Gil Estévez y don Agustín Álamo, vicario episcopal de Lanzarote y párroco de Arrecife”

Y aquella tarde, Los Cebolleros cantaron la misa que tan buen recuerdo había dejado el mes anterior. Además, en el ofertorio tras las palabras de ayuntamiento y ofrenda a Santiago “del escudo de la ciudad en plata y dos pergaminos en plata repujados, con la inscripción de la primera partida bautismal del año 1.504 y otra de la historia de la pila verde de 1485, un bautismal de plata, un ánfora y dos blandones”; seguida de la ofrenda de las Milicias Universitarias

Y al final, en un gesto que les honró con el respeto de sus conciudadanos, los miembros del grupo folclórico fueron los encargados de la tercera y última de las ofrendas.

“Señor Santiago: el conjunto folklórico Los Cebolleros de esta ciudad de Gáldar, postrados a tus pies te hace está ofrenda de su misa canaria y canciones que ciframos con ilusión y esperanzas en estos versos: Canarios, vamos a Gáldar todos a peregrinar, Año Santo Jacobeo ruta de amor y de paz. Te pedimos tu bendición para todos y cada uno de sus componentes y que sepamos dejar muy alto por los caminos y tierras canarias el nombre de Gáldar y su invicto Patrón”

cebollerosteror02

A partir de entonces y ya para los años siguientes, Gáldar fue de Los Cebolleros y éstos fueron sangre y raíz de Gáldar donde quiera que fueron.

Por eso, el Roque Nublo con que el Cabildo Insular ha querido este año significar su valía y relevancia en el ámbito cultural de Canarias no es otra cosa que reconocer su andadura de tradición y música desde 1970 hasta el presente.

Una andadura llena de altibajos y momentos en los que Los Cebolleros parecían desaparecer para volver luego a renacer, en un ejercicio de superación de las diferencias para destacar lo obvio: su amor a lo canario.

Algo que es quizá lo que les diferencia y lo que ha hecho que sigan adelante pese a todo y a todos y que desde aquel momento ya lejano en el que su fundador y primer director, alma del ser cebollero, Colacho Rodríguez Molina preguntara a su madre “Mamá, tengo un grupo folclórico. ¿Cómo le pongo?” y ella le contestara “Colacho, de Gáldar son las cebollas, Los Cebolleros” hasta el brillante momento que viven en la actualidad bajo la dirección del buen amigo y extraordinario estudioso de todo lo nuestro, Moisés Aday Rodríguez; lo que ha estado siempre presente para todos y todas sus integrantes es que Gáldar y la defensa de su cultura están por encima de cualquier enfrentamiento que pudiera existir.

cebollerosteror03

Por eso, Los Cebolleros han prevalecido.

Yo tuve el honor de participar humildemente en esa andadura cuando en el 2016, el grupo interpretó en varios lugares mis “Folías a Gáldar” con las que quise ponderar todos los pagos de la ciudad que los había visto nacer, con las letras de mis coplas (*)

Cuando ellos realizaron su selección y las escuché en las voces de Mari Naty Saavedra, Abel Castellano y el propio Colacho Rodríguez hace ya cuatro años, supe que había puesto mi grano de arena en el camino cebollero. Y me supo.

“La montaña que da sombra
al recuerdo de Santiago
es volcán, estela, historia,
que a Gáldar une al pasado
La costa de sal y espuma,
la que a Sardina engalana,
es indicio de esplendor
que la mar ofrece a Gáldar
 
De Juncalillo han venido
cruzando Barranco Hondo,
trayendo retama y piedra,
el alma a quien yo respondo”

Quede para otras personas el analizar y hacer la justa alabanza de los integrantes de esta singladura musical que significan Los Cebolleros y llévense el alma envuelta en mi felicitación.

“Con cebolla, gofio y queso
quiero brindar con esmero
por la honra que prestigia
al Grupo Los Cebolleros”
 

 José Luis Yánez Rodríguez
Cronista Oficial de Teror

 

Actualizado el Jueves, 15 Abril 2021 08:33 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento