Las fiestas de san José y la santa Cruz en la villa de Teror


Tanto la fiesta del Patrocinio de San José como la del Hallazgo de la Santa Cruz fueron siempre celebraciones de gran entidad en la Villa de Teror.


fiestasanjoseteror1

Al no poderse solemnizar la primera en la onomástica correspondiente por coincidir la misma con tiempos de Cuaresma, se trasladó al inicio de la primavera una vez transcurrido el llamado Tiempo Pascual o Pascua Florida. Fueron por ello festejos típicamente abrileños durante décadas.

La segunda conmemora el hallazgo o invención de los restos de la Vera Cruz por Santa Elena, madre del emperador Constantino y estuvo situada desde siempre el 3 de mayo, fecha en la que se produjo dicho suceso.

sanjoseelpinoEra la figura del padre putativo de Jesucristo muy estimada por la clase humilde que veía en su persona y obra algo muy cercano a su día a día. Atendiendo a esa cercanía, Pío IX fijó en 1847 la fiesta a San José en el tiempo pascual y en 1870 el mismo Papa declaró a San José como Patrono de la Iglesia universal y elevó la fiesta del 19 de marzo a rito doble de primera clase. Los pontífices siguientes seguirían en la misma línea de exaltación de San José hasta llegar a Pío XII.

Con la decisión de este último ambas conmemoraciones se vieron ubicadas casi en las mismas fechas sin que existiese una anterior relación festiva conjunta. Esta costumbre de unirlas en la Villa de Teror comenzó a principios del pasado siglo por la cercanía de fechas; pero terminó de afianzarse a mediados del XX a partir de la resolución de Pío XII de institucionalizar la festividad dedicada a San José Obrero o Artesano como Patrono de los Trabajadores el 1 de mayo de 1955.

Fueron en la Villa siempre las del Patriarca San José unas fiestas llenas de actos con amplia participación popular y tanto la juventud terorense como el gremio de carpinteros -organizadores de las mismas- se encargaban de cubrir las expectativas del vecindario del municipio y junto a triduos, funciones, y sermones en la Basílica aparecían enramadas, arcos, plantaciones de árboles, carreras de caballos, fuegos artificiales, bailes con la Banda de Música, paseo, feria de ganados, encuentros de fútbol, carreras de cintas en bicicletas o veladas teatrales en los llamados salones de catequesis.

A partir de la erección de las otras dos parroquias desgajadas de la del Pino en el siglo XX, tanto en Los Arbejales como en El Palmar comenzaron también a celebrarse actos festivos y religiosos en el mes de mayo. En El Palmar quede la historia de San José El Huevero para profundizar más en fiesta y apodo.

1eb2369e 8fa6 4189 b0d4 f6c997d35603Pero sería en 1955, hace 65 años, cuando además de la decisión papal Teror celebraba el Cincuentenario de la Coronación Canónica de Nuestra Señora del Pino, se celebraron fiestas agrupadas en fecha, pero separadas en sus eventos y aunque en 1952 también se habían realizado conjuntamente no alcanzaron la brillantez de 1955 ni dejaron fijados sus principales actos. Así, tras un triduo desde el 28 al 30 de abril, el domingo 1 de mayo a las 10 y media de la mañana, tuvo lugar una solemne función religiosa cantada por Jóvenes de Acción Católica en la que predicó don Faustino Alonso, cura párroco del Sagrado Corazón de Jesús en Arbejales. A la terminación salió la procesión del Santo recorriendo las calles de costumbre, escoltada por el Ilustre Ayuntamiento carpinteros y pueblo. La procesión de la Santa Cruz se efectuó el tres de mayo por otras calles.

Los días anteriores se dedicaban -entonces y ahora- al adorno de las fachadas con las llamadas “Cruces de mayo”. La comisión organizadora formada por las familias de carpinteros y luego integrada por éstos y por las de los fueguistas adornaban la Cruz Verde de la Plaza de Nuestra Señora del Pino. Los comercios se cerraban siempre el día de la Santa Cruz y a partir de la colocación de una en la Hoya Alta en 1901, ese día era de obligado cumplimiento el subir y celebrar comidas y distintos actos religiosos. La Cruz de la Hoya Alta, instalada a raíz de la propuesta del papa León XIII de celebrar de esa manera la llegada del siglo XX trajo a Teror uno de los referentes ligados a este mes que comienza y además a las Fiestas del Pino.

b6295b4a e7dc 4591 9703 13ba5264db31El 27 de abril de 1941 a inicios de las fiestas de aquel año, el poeta terorense Manuel Sarmiento describía esa imagen en una composición literaria que tituló “Al Pico de Hoya Alta y su Cruz”

Soberbia montaña de gótico aliento,
Roqueño el semblante y romántica veste;
Titán que enarbola la Insignia celeste
A Cristo triunfante eternal monumento.
Retamas y brezos, olivo y laureles
Giraldas y lirios y flores rojizas
Te inciensan en nube de geórgicas brisas;
Exornan graciosos tus verdes caireles.
Torcaces palomas te ofrendan su arrullo,
El fénix y el mirlo sus áureas orquestas,
Las linfas, rezando entre hierbas modestas,
Te elevan un salmo de dulce murmullo.
El faro celeste posó en tus facciones
Un ósculo glorioso de luces bermejas,
y escalan tu cima los mansos vellones,
El céfiro herido de notas y quejas.
Oh monte de Hoya Alta, Gigante pináculo,
cf2f13ae 47fa 4091 957b 054c407acb6fFeliz predilecto del Lábaro-Cruz
Que abriendo sus pliegues irradia la luz
Del Sol que me inflama de su Tabernáculo.
Mil veces bendita la luz del madero;
Mil veces, el árbol del bien celestial:
Peldaño glorioso de ascenso triunfal
Al trono fulgente del manso Cordero.
Tus pies en la Tierra, perforas el Cielo;
Tu brazo derecho dilatas a Oriente;
Se extiende el izquierdo al confín Occidente:
Oh -Cruz infinita, infinito es tu anhelo.
Sirviendo de base, rematas los templos;
Tú adorno cimero de reales coronas;
Tú en cumbres más altas, gloriosa te entronas,
De amor ostentando divinos ejemplos,
21d357b3 714c 4ba6 bb69 18bc783f1302Caudillo en las lides, funcionas de espada,
Te tornas bandera, morrión y broquel,
Tú mueves los brazos, nos das el laurel,
y al punto una Patria de olivo alfombrada
Rielad en mi frente, venid a mi boca:
Mi espíritu se abre en ofrenda de amor;
Clavaos, triunfante del pecho en la roca,
Que solo lo ablanda tu dulce calor
Abriendo tus brazos, mirando al Eterno,
Al mundo salvaste con cinco fontanas:
Sus linfas preciosas de “perlas y granas”
Brotando, ganaron la lid al Averno
Misterio insondable palpita en la Cruz:
Su sombra es antorcha en la Noche-Negrura;
Mirad, oh cristiano, que hincada en la altura
Nos brinda hasta el Cielo una senda de luz

579881fb e7b5 4332 b1e7 339754da012b

El Boletín Oficial del Obispado de Canarias dejó el 31 de enero de 1901 un relato de cómo se produjo la instalación de la misma y que transcribo literalmente:

En la villa de Teror, desde mitad del mes de Diciembre, en una reunión que se hizo al efecto, se puso de acuerdo el Sr. Cura Párroco de la misma D. Judas Antonio Dávila con el Sr. Alcalde D. Manuel Acosta Sarmiento y los principales de la población para solemnizar el final del siglo XIX y principio del XX y dar el pueblo publico testimonio de su fé y amor hacia Jesucristo nuestro Redentor, Soberano Señor de las Naciones y pueblos y de todas las cosas, dejando como prueba para los siglos venideros un monumento material. Se determinó colocar en un punto culminante de la “Hoyalta”, que domina lo principal de la villa, una Cruz grande de tea con la inscripción: “Anno MCM. Jesús Christus.-vivit -regnat-imperat” por una parte y por la otra ó al dorso: “Enero 1 de 1901”. Con la venia de su dueño D. Juan Jiménez Marrero, padre del M. I. Sr. Doctoral de la Catedral Basílica de esta Diócesis se preparó el local y se colocó á las 12 del día 31 de Diciembre lanzándose al aire gran número de cohetes y cuando el repique de las campanas de la Parroquia y del Convento anunciaban la festividad de la Circuncisión de nuestro Señor Jesucristo. 48548846 d245 4950 9b65 643c8ad4098d

Desde el anochecer del día 31 de Diciembre hasta después de la media noche, la Cruz de la “Hoyalta” iluminada con faroles y muchas hogueras que ardían en varios puntos, principalmente en los más elevados, indicaban la despedida del siglo XIX y saludo del XX y que en los corazones dé los habitantes de Teror ardía la llama de la Fé y amor hacia el Verbo Eterno Encarnado. Preparados los fieles al efecto desde, el altar y púlpito por el Sr. Cura para que se acercasen al Tribunal de. la Penitencia á lavar las manchas de sus almas, y se alimentasen con el Pan de los Ángeles á la media noche y luego acudiesen en peregrinación á la “Hoyalta” á las 10 de la mañana, asistieron primero a la misa solemne, que se celebró á las doce de la noche cón exposición de S. D. M.; comulgaron más de 1.000 personas, llenándose el templo de fieles, (concurriendo otros muchos también á la Iglesia del Convento Cistercicnse, en la que se cantó al a misma hora otra misa con exposición de S. D. M.), leyéndose al terminar el Evangelio con voz clara y perceptible pausadamente la profesión de fe; con el fin de que pudiesen ganar la indulgencia concedida por Su Santidad duró la exposición, en la Iglesia del Convento, desde las a96224b8 67d1 4133 a269 c95b345c323a12 hasta las 7, y en la Parroquial hasta las 9 desde el amanecer. Luego á las ir del día 1º de Enero, previa autorización de S. E. I., pedida por este Ayuntamiento y Párroco, se bendijo la nueva Cruz de la “Hoyalta” y se celebró una misa solemne al pié de ella por el Pbro. Licdo. D. Agustín Rodríguez, oficiando de Diácono el Sr. Cura y de Subdiácono el Sr. Coadjutor D. Cleto Marcelino Miranda, y amenizando el canto con sus voces é instrumentos la banda de música de la Villa. Concluido el canto del Evangelio subió á un sitio junto á la Cruz el Sr. Cura, leyó en alta voz pausadamente la profesión de fé que contestaban palabra por palabra los más de tres mil peregrinos que le rodeaban. Luego por espacio de 40 minutos les dirigió la palabra pronunciando un discurso sirviéndole de tema las palabras grabadas en la misma Cruz “Jesús Christus Redemptor noster vivit, regnat, imperat”. ¡Era de ver la atención, el orden, silencio y devoción de aquel inmenso gentío y como se conmovía al oír la divina palabra! jQue espectáculo en aquel monte, al tiempo de la consagración, cuando sonaban las campanillas, el humo del incienso nublaba el altar y la Cruz y se dirigía al Cielo, tronaban los cohetes cruzando el aire y se sentían los acordes de la marcha real ejecutada por la música! Todo contribuía á levantar el corazón y rendir vasallaje á aquel Señor que se había dignado bajar del Cielo sobre aquella ara. Después al final de la misa dio el Sr. Cura vivas á nuestro Señor Jesucristo Soberano universal y á su Religión, al Sumo Pontífice León XIII, al Prelado de la Diócesis, al Alcalde, que estaba presente, y villa de Teror, que repetían todos en voz alta y atronadora, dando luego todos vivas al Párroco y demás Sacerdotes. Y finalmente á eso de las dos dé la tarde ¡qué hermoso panorama se presentaba á la vista! ver por las varias sendas que conducían á la Cruz descender en grupos y filas distribuidos aquellos tres ó cuatro mil peregrinos de Teror, San Lorenzo, Vega y Valleseco, que alegres, regocijados, el alma llena de fé y sin tener que lamentar el más mínimo desorden, ni percance se volvían á sus casas! Sea todo para honra y gloria de Dios y santificación de los fieles”

af96ea79 cb47 4fab adfa ea2146ab54c2

Tanto la unificación en una sola procesión, así como ligar a esta fiesta el tradicional evento del Barco (que en un inicio eran “los barcos”) y el Castillo rescatado de la costa de La Naval y aquí traído por la familia Dávila se produjo a fines de esta década con lo que la fiesta entró en los años sesenta del siglo XX ya muy parecida a como la conocemos en la actualidad. nacieron las fiestas de La fiesta de La Naval había surgido a principios del siglo XVII conmemorando la victoria en la Batalla de Lepanto, en la que la Armada que capitaneaban Juan de Austria y Álvaro de Bazán venció el 7 de octubre de 1571 a la escuadra turca de Selim II.

83b928aa 8db0 4302 a2b1 890e294de2eeEsta gesta comenzó a celebrarse en todas las tierras de los dominios católicos e hispanos en concreto, con distintos eventos de índole festivo-militar para engrandecer las victorias de las tropas españolas contra sus enemigos. En concreto en Gran Canaria fue el origen de que a raíz de la propuesta del gobernador Jerónimo de Valderrama y Tovar (sucesor de Alonso Alvarado que fallecería en 1599 en el ataque del holandés Van der Goes) de fundar en el año 1605 una cofradía para celebrar cada año esa conmemoración y ensalzamiento de la victoria en la Batalla Naval de Lepanto que poco a poco se traslado a celebrar la victoria grancanaria contra el intento de invasión inglesa en 1595, capitaneada por Francis Drake.

Ése fue el origen de La Naval y posteriormente de su épica escenificación: el Barco y el Castillo.

En Teror, la integración de nuevos espacios urbanos creados en las últimas décadas ha determinado el traslado de eventos a los mismos teniendo en cuenta sobre todo la seguridad del pueblo asistente como la de las antiguas edificaciones del conjunto histórico de la Villa.

Dependiendo de ello, así como de presupuestos municipales o variaciones en la estructuración laboral del pueblo, ha variado ésta y otras celebraciones. La principal de ellas ha sido la desaparición de los carpinteros como tradicionales organizadores de la misma, aunque los fueguistas han sabido coger el relevo con todo el honor debido al mismo.

Los terorenses -la familia Dávila es un buen ejemplo de ello- sabemos tener el punto cuando hay que tenerlo.

Y así lo decía en uno de sus escritos Antonio Sarmiento Domínguez cuando hablando de la Hoya Alta y la costumbre de subir en estos días a sus alturas nos decía… “Teror, luciendo cruces de lindas flores en sus ventanas y balcones, anuncia a sus habitantes la gran romería a la Cruz de la Hoya Alta. Nuestros abuelos la iniciaron, nosotros la continuaremos y la montaña se alegrará una vez más”

José Luis Yánez Rodríguez
Cronista Oficial de Teror
Actualizado el Jueves, 06 Mayo 2021 10:21 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento