La mantilla canaria


En reconocimiento a las mujeres de nuestra tierra, que en las fiestas, romerías, procesiones y en Semana Santa han sabido mantener durante siglos el pundonor y el respeto a nuestra cultura que en lo hondo significa el mantenimiento de esta prenda.


WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.37.53En honor a la verdad, la primera imagen fidedigna de una mantilla canaria bien colocada, es una representación pictórica anterior al término de la conquista y poblamiento de nuestras tierras y ni es una mantilla, ni canaria ni popular.

Es ésta la pintura que representa a “La Virgen de la Anunciación” que Antonello da Messina realizara sobre 1474 a 1476 y se encuentra ubicada en el Palazzo Abatellis de la ciudad de Palermo en Sicilia.

También es cierto que toda esta relación de usos y costumbres ligadas a la mantilla fueron quedando relegadas a partir de inicios del pasado siglo y sobre todo a partir de la promoción de la mujer de las islas a través de postales turísticas, la colocación, tamaño, etc. fueron olvidándose poco a poco, incluso en circunstancias mucho más ligadas a la tradición como pudiera ser la participación con mantilla blanca o negra en las celebraciones procesionales de la Semana Santa en Canarias.

Todo lo que voy a pasar a describir lo cumple esta magnífica pintura a la que me he referido.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.37.53 1Las telas

Los tejidos para su confección han ido variando -por las lógicas relaciones mercantiles de las islas y las diferentes capacidades económicas desde las durezas de las paños y bayetas del XVII, pasando por damascos, holandas, muselinas; en el XVIII, para terminar ya en XIX, tal como destaca en su estudio Domingo Pérez Navarro, con la introducción de telas como las viscosillas, lanillas, bengalinas y -sobre todo- la beatilla, (como la famosísima que, llegada de Inglaterra, vendía la Casa Miller en la calle de Triana) un tejido de muselina o algodón blanco, que ha determinado, en gran medida, su actual aspecto.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.37.56Corte y confección

Éste es una de las mañas y maneras más relevantes y menos destacadas en muchas de estas asociaciones, grupos, que con toda la buena intención pretender "recuperar" en su autenticidad más pura el estilo sencillo y a la vez nada simple de la verdadera mantilla. No era un cuadrado de tela colocado sobre la cabeza ni tenía las mismas medidas para todas las mujeres. Su forma peculiar que llamaban "la cuna" debe cortarse y confeccionarse con tal precisión que la existencia de moldes o plantillas era -y es- prácticamente imprescindible.

Y, obviamente, las medidas no son las mismas porque las alturas no son las mismas. Partiendo de que tanto la forma como la confección son fácilmente conseguibles, quiero añadir la anécdota de haber visto de chiquillo "coger las medidas" para una mantilla, con un cordel colocado desde el entrecejo de la mujer, pasando por encima de su cabeza hasta llegar al inicio de los glúteos, la rabadilla. Así se iniciaba la labor de su confección.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.37.56 1El planchado

Las mantillas canarias no se planchan en plano. Se hace "del revés", doblando a la mitad, marcando muy bien las líneas; para volver a doblar marcando fuertemente sobre el tejido, que era como se llevaban hasta la romería o lugar donde se lucían.

Se conseguía con ello que, al desplegarse sobre la cabeza la prenda, ésta quedara significada por una serie de estrías que la cruzaban de arriba abajo y definían la prestancia y correcta elegancia de la misma.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.37.59El  bico

Este término, que muchos recordarán cuando se referían a los mimitos o besos simulados que se le daban a los niños de pequeños (los pucheritos) definían también si el planchado se había realizado con compostura; ya que quedaba perfectamente ubicado sobre la frente de la mujer.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.37.59 1El lavado y azufrado

Otro aspecto en el que -por razones asimismo de la misma obviedad que en las otras en las que se han producido variaciones- es el del lavado y azufrado. Las mantillas se lavaban con jugo de pitas...sí, con un tipo de pita, el henequén; pero que, a falta del mismo se usaba otra variedad de las que tanto abundan en nuestros campos. Este zumillo, de aspecto y textura pegajosa es la saponina o jabón natural, que aportaba a la prenda una blancura impresionante. Después se planchaba y, antes de guardarla, se azufraba. Puede parecer extrañísima y totalmente contraproducente echar jumacera de azufre sobre lo recién lavado, WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.37.59 2pero era así. Se colocaba bien doblada desde el respaldo de un taburete a otro y bajo la misma un brasero con el azufre; sobre el mismo una cesta del revés y sobre ésta otra tela. La buena amiga y extraordinaria memoriona de nuestras cosas, Dolores de la Fe, lo escribía hace años y con ella mantuve una sabrosísima conversación al respecto, como todas las que se tenían con ella, sabiduría y humor a partes iguales. Tras el sajumerio de azufre ya se podía guardar la mantilla que tras este proceso no quedaba de un blanco puro y límpido, más bien tirando a cremosito, blanco roto lo llaman ahora, cuando se refieren a los trajes de novia.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.00El peinado y la colocación

El peinado y la colocación de la mantilla ponían el último punto en el decoro de la prenda. Aclarar antes de pasar a temas que he comprobado picajosos cada vez que he "disertado" sobre ellos: todas las mujeres tenían el pelo largo y se lo peinaban en moño, ya fuese trenzado o no.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.00 1Conclusión rápida: el cabello quedaba estirado hacia atrás y la frente despejada de rizo y pelo suelto; por lo que la mantilla, bien colocada, la cubría y aportaba ese “aspecto monjil” al que tantos escritores e investigadores se han referido. El pelo no se podía ver.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.00 2La mantilla bien colocada, quedaba por tanto con los laterales embozados hacia atrás por efecto del moño; con la frente sin cabello visible; el bico sobre la misma y las señales del planchado bien marcadas sobre la espalda: Como detalle final, debía llegar, obligatoriamente para llamarse mantilla, desde el entrecejo hasta el inicio del femenino trasero. A mitad de espalda o dejando ver el esplendor de una hermosísima y poblada cabellera rubia, no es una mantilla canaria cabalmente recuperada de su olvido y apropiadamente colocada.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.01No pienso con este escrito marcar en absoluto las mañas y maneras con las que las mujeres canarias del siglo XXI deben colocarse esta prestigiosa prenda de nuestra vestimenta tradicional; pero sí cómo lo hacían las de décadas y centurias pasadas, por lo que si se habla de recuperar tradiciones con usanzas y costumbres bien rescatadas éstos sí eran los talantes con las que antiguamente las canarias se colocaban las mantillas del país.

Inicié estas tareas, escritos, recopilaciones con Teno hace muchos años y los talleres informativos que he tenido el honor de impartir no han sido otra cosa que informar de lo que yo previamente me había informado, guardado en mi memoria y en cientos de anotaciones desde que era niño.

Si lo he conseguido me doy por satisfecho.

José Luis Yánez Rodríguez
Cronista Oficial de Teror.

ALGUNOS TEXTOS DE INTERÉS

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.01 1
 
LA MANTILLA CANARIA
SIMÓN BENÍTEZ ALONSO (1905)

Tiene la mantilla canaria el poético unte del jazmín, no ya el reluciente de la nieve, y cuando alcanza magnífico todo el prodigio del blancor, no es el albor tampoco del armiño, sino el suavísimo del alba. Guarda, parece en sí, igual misterio encantador que los miradores orientales…porque plegadas sensacionan como un dolor, y entreabiertas, deslumbran.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.06 2Encierra, podría decirse, la mantilla, el espíritu de la discreción en su aspecto más hondo y delicado, pues la llevan de un modo que, al contemplar el rostro que recatan, se adormecen los instintos y se despiertan las virtudes.

Logra -tal es la mágica, intensidad de su idealismo- qua la vejez se convierta en ídolo, la infancia en ángel, el defecto en belleza, la belleza en destello, y la hermosura en resplandor.

Hace pensar que no se miente a su través y que ante ella es imposible la mentira, pues toda blanca o inmóvil, coma paño de estatua, inspira ideas altísimas y subyuga hasta el éxtasis, así envolviendo en un respeto angélico al rostro que se oculta en el fondo de la gran azucena que ella forma”

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.03
 
LA MANTILLA CANARIA
FRANCISCO GONZÁLEZ DÍAZ (1906)

La mantilla canaria es un complemento o un auxiliar de la belleza de la mujer; presta encanto al rostro femenino y le sirve de marco interesante para que se destaquen y avaloren las gracias del sexo.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.06 1Con algo de toca monjil, con un poco de velo oriental, envuelve triunfalmente las hermosas cabezas, …siendo sencilla en extremo, realza lo ideal de lo barato y lo bonito. Constituye el distintivo de las canarias de Gran Canaria exclusivamente, pues sólo en nuestra isla se usa.

Sin embargo, su empleo ha venido a menos por imposiciones tiránicas de la moda, y es lástima. Al desterrarla y proscribirla, no se la ha sustituido con ningún aditamento indumentario que la aventaje.

¿En qué consiste la mantilla canaria? Ya he dicho que es la sencillez y la gracia cooperando al realce de la hermosura femenil. Blanca o negra, de tela económica, de merino sin adornos, sin bordados, sin encajes, parece una bandera triunfadora en que se envuelve la belleza y se recata el pudor. Encuadra el semblante y encubre hábilmente, artísticamente el busto, cuyos contornos al propio tiempo vela y denuncia.

No está el toque en llevarla, sino en saberla llevar…

Requiere garbo, soltura, nativa elegancia; pero aun sin estas condiciones privilegiadas, la mantilla da a nuestras mujeres un aspecto particular que las corrige y mejora. Si se nos preguntara de que causa procede tal efecto, no sabríamos definirla: la sentimos por tradición, pero no alcanzamos a determinarla…

La moda debería respetarla, haciendo con ella un pacto, para que no muera nuestro último distintivo regional, la emblemática corona de pureza de las mujeres de Gran Canaria”

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.03 1IMPRESIÓN DE CANARIAS
CARMEN DE BURGOS (1914)

Ante todo, son las Canarias un país de luz, de claridad, de transparencia; todo es diáfano y azul, y, al mismo tiempo, sin exaltación, calmoso, perezoso, dormido, sereno: una Andalucía sin panderetas.

Vive aún allí escondida el alma recia y heroica de los antiguos moradores.

La he sorprendido en Las Palmas en un atardecer, en la Glorieta, entre aquella multitud sin ruido, aquellos hombres de paso tardo y movimientos lentos, de espíritu fatalista, incapaces de luchar contra un destino y aquellas hermosas muchachas morenas, de tez pálida, ojos negros de abismo, cubiertas con ese pedazo de tela blanca, la mantilla canaria, que les da el aspecto místico de las novicias”

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.04VISITA AL ESTUDIO DE ABRAHAM CÁRDENES (1944)

Y puesto que hablamos de la Escuela Municipal de Modelado que patrióticamente subvenciona el Ayuntamiento de esta Capital, justo es decir algo de su director, el notable escultor Abrahán Cárdenes, espíritu entusiasta, trabajador, conocedor de su oficio y pedagogo en el difícil arte de formar futuros artistas.

No vamos a hablar de sus obras, ya conocidas de nuestro público, pero si a citar a algunas de última producción: busto del doctor Chil y Naranjo (encargo de la Sociedad El Museo Canario); busto de D. Carlos Navarro Ruiz; busto de don Eduardo Benítez Inglott, don José Santaló, Presidente de la Audiencia Territorial; y de don Pedro Perdomo Acedo, ejecutados con maestría y acierto insuperables. A estas obras une Cárdenes su atractiva y emotiva “Mantilla Canaria”, que en unión de varios de los bustos anteriormente citados y los de “Buen Jesús” y “San Juan Bautista” ha remitido a Madrid a la Exposición de Artistas Canarios de esta provincia”

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.04 1POR LA MANTILLA CANARIA
SEBASTÍAN JIMÉNEZ SÁNCHEZ (1949)

La blanca mantilla canaria, prenda mañanera, ha venido a menos muy lentamente, por causas diversas, pero especialmente por el alza del género experimentado a raíz de nuestra guerra y de la pasada guerra europea. Llamó la atención a cuantos nos visitaron.

A ella se le dedicó los mayores elogios. Causó siempre admiración y fue celebrada por dar a la mujer un embrujo y encanto notorio, y por hacerla pudorosa y recatada.

La blanca mantilla canaria no la saben llevar todas las mujeres. Para llevar bien la mantilla canaria es preciso cierto "jeito" o habilidad que sólo la mujer canaria lo posee.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.04 2La mantilla canaria tiene la virtud de hacer agraciada a la mujer, aunque ésta no lo sea. Por ello se dice de la mantilla canaria que mejora y corrige favorablemente a quien la lleva.

Es un privilegio singular que nuestras chicas y mujeres van olvidando y quo es preciso restaurarlo, con urgencia y sagacidad femenina.

En la caída de la mantilla y en sus dobleces o pliegues laterales que van a morir bajo la barbilla, para cruzarse sobre el pecho, está casi cifrado todo el encanto y prestancia de esta insustituible prenda mañanera, nívea y vaporosa, que llenaba nuestros templos, que se hacía pasear triunfadora por nuestras calles y plazas y haciendo gala de su porte señoril sirvió a nuestras chicas para prolongar sus salidas de compra al barrio de Triana.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.04 3La blanca mantilla canaria, y decimos la blanca y no la negra, porque la primera es la que ha ido perdiendo su uso, es prenda tradicional y distintiva de Gran Canaria, aunque también se la usa en Lanzarote y Fuerteventura.

Ella ha sido cantada por los poetas y espiada por los objetivos fotográficos para difundirla y propagarla coma elemento decorativo, folklórico y turístico de estas islas. Anhelamos poder contemplar de nuevo, en cantidad considerable, nuestra mantilla canaria, con toda su seductora fisonomía, con su embrujo y aire monjil y como triunfo conquistador de un hogar.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.05Si bien en Las Palmas, capital, su uso es decadente, pues sólo la vemos lucir con garbo por algunas señoritas de distintas clases sociales, aún pervive con lozanía y euforia en muchos de nuestros pueblos y pagos.

La vemos lucir en actos religiosos mañaneros de las fiestas mayores de nuestra provincia, dando a la salida de los mismos un interés folklórico a ferias y romerías. Teror, Valleseco, Agüimes, Valsequillo, Ingenio, Aldea, Firgas, Guía, Arucas, Telde ,etc., aún mantienen con orgullo este bellísimo aditamento que es blasón y relicario pudoroso de nuestras mujeres isleñas.

WhatsApp Image 2021 05 13 at 23.38.06

Por lo que tiene de estética y por los privilegios que da a nuestras mujeres la blanca mantilla canaria debe volver a ser su prenda preferida en los actos de la mañana.

Con ella la moda no debe rozar. En ella debe encontrarse siempre una excepción.

Por prenda excepcional nuestras jóvenes deben volver a usarla”


 

Actualizado el Viernes, 14 Mayo 2021 02:55 horas.

1 comentario

  • Mónica Martes, 29 Junio 2021 00:12 Enlace al Comentario

    Desde hace un tiempo me siento atraida por recuperar nuestra indumentaria tradicional Canaria. Me encanta la costura y comencé por confeccionar mi primera enagua, pero la mantilla es la prenda por exelencia que nos identifica en Gran Canaria. En la busqueda de información sobre dicha prenda he visto este articulo y me ha encantado. Me gustaria obtener mas info sobre cursos o talleres

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento