Corte de digestión. ¿Existe o no?



Muchos recordarán en su infancia el tener que esperar las 2 o 3 preceptivas después de comer para poder darse un chapuzón, para evitar el temido “corte de digestión”.

Pero…¿realmente existe el corte de digestión?



cortedigestion01

Si nos detenemos y analizamos cuando hablamos de cortes de digestión nos referimos a la detención brusca de dicho proceso, pero…., precisamente, cuando nos sumergimos en el agua el proceso digestivo no se detiene. ¿Qué sucede entonces?

Lo que puede ocurrir después de una comida en la playa o en la piscina es que la inmediata inmersión en agua fría pueda ser el desencadenante del “síncope por hidrocución”. Que consiste en una pérdida de conocimiento que ocurre al sumergirse en agua fría, algo que puede producirse hayamos o no comido previamente.

cortedigestion02

Cuando nos sumergimos en el agua se produce el denominado “reflejo de inmersión”, mediante el cual disminuye la frecuencia cardíaca y se produce una contracción de los vasos sanguíneos más superficiales de nuestro cuerpo y una disminución del gasto cardíaco, para intentar asegurar el flujo sanguíneo cerebral. Este reflejo es más acusado cuanto mayor es la diferencia entre las temperaturas del cuerpo y del agua.

Cuando este reflejo es excesivo, estos cambios cardiovasculares pueden llevar a la sensación de mareo, náuseas o vómitos, sensación de malestar e incluso pérdida de consciencia, produciéndose entonces el síncope por hidrocución, que al ocurrir estando dentro del agua puede llevar al ahogamiento. En definitiva, se trata de una reacción corporal producida como resultado de la diferencia de temperatura entre nuestro cuerpo y la del agua (“shock termodiferencial”).

cortedigestion03

Lo que pasa es que, tradicionalmente, se ha asociado a las comidas, ya que se producen más en verano, al sol y en las horas de más calor, lo que supone un contraste térmico mayor por la hipertermia (aumento de la temperatura de nuestro cuerpo al estar expuestos al calor del sol). En el caso de haber comido sucede porque la sangre que se concentra en el estómago no fluye adecuadamente y, por tanto, no aporta el oxígeno suficiente a los músculos que se ejercitan.

Pero también puede deberse a otras causas que produzcan un cambio brusco de temperatura, como al realizar ejercicio intenso después de una comida o por tomar el sol en temperaturas elevadas, o tomar alcohol de forma importante (u otras drogas).

¿Qué hacer si ocurre un suceso como éste?

Cualquier persona que presente los síntomas debe detener el baño y salir o sacar del agua, después tapar al afectado con toallas o vestirla para mantener el calor corporal. A continuación, es necesario secar a la víctima y tumbarla con las piernas algo elevadas para evitar una posible lipotimia (pérdida repentina y pasajera del conocimiento).

Si la persona ha sufrido un paro cardiaco hay que iniciar maniobras de reanimación cardiopulmonar.

En determinadas situaciones la víctima puede sufrir vómitos o diarrea, en estos casos, se recomienda rehidratar a la persona afectada con agua o suero si está consciente.

Dejar que la víctima repose hasta que la tensión arterial se estabilice.

cortedigestion04

¿Cómo prevenir este tipo de sucesos?

Debemos entrar al agua de forma progresiva, mojándonos diferentes partes del cuerpo (parte posterior del cuello, muñecas, abdomen…) antes de sumergirnos por completo, sobre todo si previamente hemos realizado una comida copiosa (en estos casos se aconseja esperar unas 2 horas tras la comida, aunque dicha espera no evita el 'síndrome de hidrocución', pero sí disminuye las posibilidades dado que se pueden producir por otras causas, como dijimos anteriormente.

También es muy importante hidratarse lo suficiente (sin alcohol) y no beber líquidos fríos tras entrenamientos intensos.

Las personas de edad avanzada y con tendencia a una frecuencia cardíaca baja (vagotónicos) son las personas con mayor riesgo de sufrir síncopes por hidrocución.

También los niños tienen este reflejo más intenso.

En definitiva…

Nuestros padres tenían algo de razón, y lo que hay que hacer es ser cauto y meterse poco a poco en el agua para no hacer sufrir a nuestro cuerpo un cambio brusco de temperaturas.

Por último, como curiosidad, ante las analogías clínicas que presentaban los accidentes mortales por el agua y por la electricidad, el profesor G. Lartigue creó las palabras hidrocución e hidrocutado, análogas a electrocución y electrocutado, términos que vienen a significar la "ejecución por el agua" y la "ejecución por la electricidad".

Pedro J. Martín Pérez
Médico de Familia y Comunitaria
Experto Universitario en Nutrición Clínica y Salud Nutricional

 

Actualizado el Lunes, 11 Julio 2022 09:47 horas.

1 comentario

  • María Lunes, 11 Julio 2022 05:39 Enlace al Comentario

    Muy interesante lo que explica. Me gusta mucho esta seccióm porque son cosas útiles y prácticas y explicadas para q todos las podamos entender.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento