Plantas medicinales: "Valeriana"

Valeriana officinalis 298VALERIANA

Valeriana officinalis L.

Centranthus ruber (L.) DC. in Lam. & DC = Valeriana roja. Milamores.

Centranhus calcitrapae (L.) Dufr. = Valeriana española. Lágrimas de la virgen.

(*) Estas dos plantas, también introducidas en Canarias y pertenecientes a la misma familia de las valerianaceas, son comercializadas de forma ambulante y utilizadas esperando los mismos beneficios terapéuticos que para Valeriana officinalis, lo cual es un error pues carecen de la variedad y cantidad de principios activos que ésta, a pesar de que las encontremos naturalizadas en algunas de nuestras islas.

FAMILIA: VALERIANACEAE 

Algo de la historia de la planta:

La valeriana se utiliza medicinalmente desde los siglos XV a XVII durante el Renacimiento, cuando se le descubrieron propiedades preventivas de los ataques epilépticos. El característico olor que desprende la raíz seca de la valeriana es muy fuerte y repelente, casi nauseoso, para la personas, pero que sin embargo parece ser del agrado de los gatos y los ratones; los griegos llamaban a esta planta “Phu” que parece ser la expresión onomatopéyica de la sensación de asco.

Descripción

Planta herbácea, grande, de hasta un metro o dos de altura; raíz de hasta diez centímetros con muchas raicillas estriadas de color marrón oscuro, rizoma corto, de dos a cuatro centímetros, cilíndrico; tallos estriados, huecos y erectos; hojas basales, pecioladas en roseta, y otras se disponen opuestas a lo largo del tallo cada una formada de segmentos como hojuelas irregulares en el borde; flores pequeñas, numerosas, blancas a rosadas, que se disponen en espigas terminales.

Origen y ecología

La valeriana es originaria de Europa donde crece en lugares húmedos a orillas de bosques o ríos. En España se encuentra en el norte: Pirineos, Cantabria, Asturias. En Canarias exclusivamente cultivada.

Localización

No crece naturalmente en Canarias. Sí la podemos encontrar cultivada o comercializada en herbolarios o farmacias.

Parte utilizada

Partes subterráneas de la planta: rizoma, raíces y estolones desecados.

Principios activos fundamentales

Aceite esencial: monoterpenos (alfa y beta pineno, camfeno, borneol, eugenol); sesquiterpenos (valerenal, valeranona, beta bisabolol, cariofileno, ácido valeriánico).
Alcaloides: actinidina, isovaleramida, valerina, valerianina, chatinina,..
Iridoides: valtratos, valepotriatos.
Aminoácidos: GABA, arginina, glutamina, tirosina
Flavonoides
Ácidos fenólicos: cafeico, clorogénico.
Taninos
Goma
Resina

Propiedades e indicaciones terapéuticas:

Derivadas de la experiencia de uso tradicional

Tradicionalmente en Canarias se viene utilizando la Valeriana officinal de origen comercial con indicaciones adecuadas para combatir la ansiedad, para favorecer el sueño, como antidepresiva y como sedante antiespasmódica para combatir los dolores de cabeza.

(*) No cabe esperar los mismos resultados cuando se ha utilizado la raíz de Centranthus ruber o valeriana milamores. A veces incluso hemos visto que se venden, de forma ambulante o en mercados o mercadillos, las hojas de las que probablemente no obtendremos eficacia terapéutica alguna.

Según el contenido en principios activos o ensayos farmacológicos

Muchos estudios en laboratorio sobre animales de experimentación con diferentes preparados de raíz de Valeriana officinalis han corroborado las diferentes aplicaciones terapéuticas como ligeramente hipnótica e inductora del sueño; sedante y ansiolítica; miorrelajante; y antiespasmódica o levemente anticonvulsivante.

La valeriana es una planta medicinal, como muchas otras, que nos sirve de ejemplo en la diferenciación del mecanismo de acción de las plantas medicinales en comparación con los medicamentos de síntesis. Los efectos terapéuticos de la valeriana no es posible atribuirlos a uno o a varios principios activos, sino que probablemente se trate de una acción del conjunto de sustancias activas que componen la raíz de la planta íntegra. 

Derivadas de ensayos clínicos

Diversos estudios clínicos bien diseñados avalan la utilización de la valeriana como sedante nerviosa y favorecedora del sueño.

En combinación con hipérico (Hypericum perforatum) ha resultado incluso más eficaz que el diacepán.

Avaladas por ESCOP o Comisión E u OMS

La Sociedad Cooperativa Europea en Fitoterapia (ESCOP) y/o la Comisión E del Ministerio de Salud alemán y/o la Organización Mundial de la Salud (OMS); consideran indicaciones válidas de esta planta: los estados de tensión, ansiedad e irritabilidad; y en las alteraciones del sueño de origen nervioso.

Valeriana officinalis 0042Efectos adversos, incompatibilidades y precauciones

No debemos dar valeriana a los niños menores de tres años. Tampoco deben tomarla sin control médico las mujeres embarazadas o lactantes. No debemos tomar valeriana si a continuación tenemos que conducir vehículos o utilizar maquinaria.

La toxicidad aguda de valeriana es muy baja, en la utilización normal no presenta prácticamente riesgo de efectos secundarios o dependencia, como sí ocurre con las benzodiacepinas o los hipnóticos sintéticos.

El consumo de alcohol puede potenciar el efecto de la valeriana.

Dosis y forma de administración

Al tratarse de la raíz de una planta debemos realizar una decocción: 2 grs. de planta seca troceada = una cucharada de las de postre de 5 mls., para una taza de 150 mls.; mantener hirviendo a fuego bajo durante 5 minutos, dejar reposar otros 5 a 10 minutos, filtrar y tomar tres tazas al día. 

Ejemplos de utilización

Infusión para la ansiedad, irritabilidad, estrés, trastornos del sueño, depresión.
Raíz de valeriana, 25 grs.
Flores de hipérico, 25 grs.
Hojas y sumidades de toronjil o melisa, 25 grs.
Flores de lavanda, 25 grs.

Tomar una cucharada sopera de 10 mls. = 5 grs. de la mezcla; verter agua hirviendo sobre las plantas en una taza de agua de 150 mls.; dejar reposar tapada por 5-10 mins. para luego filtrar. Tomar tres veces al día.

Infusión para el insomnio
Raíz de valeriana, 30 grs.
Pétalos de amapola, 30 grs.
Flores de Azahar, 30 grs.
Frutos de anís verde, 10 grs.

Tomar una cucharada sopera de 10 mls. = 5 grs. de la mezcla; verter agua hirviendo sobre las plantas en una taza de agua de 150 mls.; dejar reposar tapada por 5-10 mins. para luego filtrar. Tomar tres veces al día.

(*) Puede que los efectos no sean inmediatos, sobretodo para conciliar el sueño, probablemente halla que esperar un par de semanas para notar sus efectos. En casos de problemas para dormir probar a tomar una dosis un par de horas antes de acostarse, y una segunda dosis justo cuando nos metamos en la cama. Con esto se puede evitar una reacción paradójica que se da con relativa frecuencia como el sueño intranquilo.

(*) Ya conocemos la norma general por la que cuando se utilizan raíces, tallos o cortezas de las plantas se extraen mejor los principios activos cuando hacemos en lugar de la infusión simple, una decocción a fuego bajo durante unos 5-10 mins.. En este caso la valeriana conviene no mezclarla con el resto de plantas. Es preferible hacer en principio la decocción de la valeriana y al final añadir las otras plantas, tapar, dejar reposar y filtrar.

01logo Biodrago page 001 1

Pincha en este enlace


 

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento