¿Qué debes hacer si tienes una quemadura solar?

quemaduras01

Cuando llega el verano es normal que nos tumbemos al sol en playas y piscinas. Lo que puede resultar todo un placer, puede convertirse en una auténtica tortura si no se llevan a cabo las medidas de precaución.

La mejor manera de aliviar las quemaduras de sol es tener los cuidados adecuados antes de exponernos a él. La aplicación del protector solar evitará problemas de irritación en la piel.

La radiación ultravioleta (UV) es la responsable de los efectos nocivos como las quemaduras y también del efecto cancerígeno.

quemaduras02

Para aliviar las quemaduras es fundamental que estemos hidratados en profundidad para evitar la sequedad de la piel. Además, esto también favorece su curación. 

Una nutrición balanceada favorece el funcionamiento normal y que la apariencia de la piel sea más saludable, pero también permite que se defienda mejor contra las agresiones como la exposición solar.

Las quemaduras solares son una reacción aguda y visible fruto de la exposición excesiva de la piel a la radiación ultravioleta, concretamente a los rayos UVB. Se produce cuando hemos sobrepasado el tiempo de exposición al sol por el cual la melanina (pigmento natural de la piel) ya no nos puede proteger.

Los signos de la quemadura pueden variar en función de la gravedad. La forma más leve de quemadura solar es el eritema solar, enrojecimiento de la piel. La quemadura se inicia tras 4-6 horas de exposición a la luz solar, alcanza un máximo después de 12-24 horas y comienza a disminuir a partir de las 72 horas.

Otro síntoma muy característico es el dolor en la zona quemada.

Si el tiempo de exposición al sol aumenta esa quemadura, y sobre todo si la protección solar ha sido insuficiente, además de otros factores como el tipo de piel, se convertirá en una quemadura más grave, con formación de ampollas y destrucción de tejidos más profundos.

quemaduras03

En todos los casos es importante saber que, aunque los síntomas desaparezcan en unos días el daño en la piel permanece. La piel tiene memoria y cada quemadura solar provoca un daño en el ADN de la célula cutánea afectada por la quemadura. Estas células tienen el poder de reparar este daño, pero si se repiten las quemaduras en la misma zona se perdería este poder reparador y poder acabar desembocando, con el paso de los años, en un cáncer de piel.

Para evitar daños mayores en la piel y eliminar las molestias de las quemaduras, lo primero que hay que hacer es tratar la zona lo antes posible, incluso aunque sólo estemos rojos y con pocas molestias.

Hidratar con intensidad la piel aplicando cremas emolientes y calmantes, beber abundante agua, dar baños de agua fría o aplicar frío en la zona afectada y tomar sustancias antioxidantes que ayudan a la regeneración cutánea.

Si aplicamos agua fría directamente del grifo, o mejor es sumergir la zona o aplicar compresas de agua fría. En ningún caso hay que aplicar hielo directamente ya que puede producir una intensa vasoconstricción que podría agravar más la lesión.

Si no hay ampollas en la piel hay que hidratar la zona con productos que contengan aloe vera, urea, centella asiática o pomadas de hidrocortisona.

Es importante evitar el uso de productos que contengan benzocaína o alcohol ya que pueden irritar la piel o producir alergia.

Si hay ampollas es importante evitar tratamientos oclusivos y no abrir nunca las ampollas, ya que puede haber riesgo de infección, la complicación más temida de las quemaduras.

quemaduras04

¿Cuándo acudir a un centro sanitario?

Afortunadamente no hay que acudir a un centro sanitario en la mayoría de los casos, pero sí en las siguientes situaciones:

-En caso de quemadura de primer grado muy extensas.

-En caso de quemadura de segundo grado profunda (área extensa de ampollas, hinchazón y dolor intenso).

-En caso de quemadura de tercer grado. En este tipo la quemadura se extiende hasta la capa grasa que se ubica debajo de la dermis. Es posible que la piel parezca tensa, blanca cerosa, tostada o similar al cuero. Suelen requerir injertos de piel para cerrar la herida.

-Si después de una semana no hubiera curación o si aparecien síntomas de infección.

-También en caso de síntomas de insolación (fiebre, escalofríos, náuseas, vómitos o sensación de desmayo).

quemaduras05

Pedro J. Martín Pérez
Médico de Familia y Comunitaria
Experto Universitario en Nutrición Clínica y Salud Nutricional

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento