Plantas medicinales: "Tila"


TILA
Tylia platyphyllos Escop. = Tila. Tilo
Tylia tomentosa Moench. = Tilo

(*) Existe cierta confusión con el nombre y la utilización medicinal de esta planta; estas dos especies pertenecen a la misma familia, las dos son de origen europeo y asiático, y se encuentran cultivadas en Canarias. Tilia platyphylos tiene una utilización medicinal bien establecida por lo que es la planta objeto de esta monografía. Aún existen otros dos tilos: Tilia cordata y Tilia europaea (híbrido de los dos primeros) que son también de igual categoría terapéutica, pero que no los encontramos en nuestras islas aunque sí en los preparados comerciales de plantas medicinales.

Tilia tomentosa es también un tilo que sí que se encuentra asimismo cultivado en Canarias, pero que sin embargo su uso y su valor medicinal es escaso. Existen además otras y numerosas variedades de tilo en otros lugares o continentes.

Para mayor confusión existe una especie endémica de Canarias y Macaronesia a la que también llamamos Tilo o Til = Ocotea foetens pero que pertenece a otra familia botánica, la de los laureles (Lauraceae) y que carece de utilización en medicina tradicional canaria aunque pudiera tener interés científico como antimicrobiana, citostática, estimulante, etc..

(Pérez de Paz, Pedro L. y Hérnández Padrón, Consuelo E. 1999).


Tilia platyphylos 31NOMBRE-s VULGAR-es: Tila. Tilo.

FAMILIA: TILIACEAE

Algo de la historia de la planta:

El “agüita de tila” a pesar de ser una planta introducida en nuestras islas, la consideramos como nuestra, su nombre afectuoso permanece en la memoria de nuestro oído desde muy niños, si resulta que fuimos de mal dormir o simplemente inquietos, seguro que nuestras madres o abuelas nos dieron a probar esta agüita dulcificante del carácter. En países del norte y centro de Europa el tilo simboliza la paz en el hogar y representa la unidad familiar.

Descripción

Árbol grande de hasta 20 y más metros de altura muy ramificado en copa amplia y densa, de corteza agrietada; hojas pecioladas de color verde oscuro, acorazonadas pero terminadas en punta, aserradas en los bordes; con nervios prominentes en el envés; sobre el nervio medio parte un apéndice o bráctea de la que cuelgan las flores, agrupadas, blanquecinas a amarillentas y que desprenden agradable aroma.

Origen y ecología

Introducida. Cultivada. No amenazada

Localización

Cultivada como árbol ornamental en algunos lugares, en municipios de las medianías de Tenerife y Gran Canaria.

En Agaete: se tiene en las casas para uso esporádico, procedente del comercio o el herbolario.

Parte utilizada

Inflorescencias o “flor de tilo” y sus brácteas.

Albura de tilo (corteza privada de su capa más externa).

Tilia platyphyllos 340Principios activos fundamentales

Inflorescencias
Aceite esencial: farnesol, geraniol, eugenol.
Ácidos: cafeico, clorogénico, p-cumárico.
Flavonoides: camferol, quercetina, miricetina.
Proantocianidinas
Fitosterol
Taninos
Saponina
Aminoácidos
Albura
Mucílagos
Taninos
Taraxerol
Cumarinas
Vanillina

Propiedades e indicaciones terapéuticas:

Derivadas de la experiencia de uso tradicional

La “flor de tila” :

Se ha utilizado tradicionalmente como sedante del sistema nervioso, como antiespasmódica en calambres de estómago, en la hipertensión de origen nervioso, en las migrañas, como sudorífca de utilidad en procesos gripales febriles, actividad calmante de la tos, como diurética, etc..

La albura o corteza interna de tilo:

No tiene tradición medicinal en Canarias, en otros lugares se ha utilizado como diurética, y para mejorar la función de la vesícula biliar.

Tilia platyphyllos 341Según el contenido en principios activos o ensayos farmacológicos

Los efectos sedantes, antiespasmódicos y diuréticos de la “flor de tila” se han atribuido al aceite esencial. También las propiedades sudoríficas y antiespasmódicas se pueden justificar por la presencia de ácido p-cumárico y de los flavonoides. El contenido en mucílagos justifica su acción calmante a nivel respiratorio.

Derivadas de ensayos clínicos

Avaladas por ESCOP o Comisión E u OMS

La Comisión E del Ministerio de Salud alemán aprueba como indicaciones justificadas de la “flor de tilo” como calmante de la tos en los catarros respiratorios, y como sudorífica en resfriados y estados febriles.

Efectos adversos, incompatibilidades y precauciones

No existen datos empíricos ni estudios específicos, farmacológicos o clínicos, sobre la toxicidad de esta planta. Seguir las “precauciones fundamentales en la utilización popular de las plantas medicinales” indicadas en el apartado correspondiente del capítulo de “Introducción y Generalidades”.

Dosis y forma de administración

Infusión de una cucharada de las de postre de 5 mls. = 2-3 grs. de inflorescencias secas de tilo, para una taza de agua de 150 mls., verter el agua hirviendo sobre la planta, dejar reposar tapada durante 5 a 10 mins., para después colar y tomar. Tres veces al día.

Ejemplos de utilización

Infusión sudorífica o antifebríl
Inflorescencias de tila
Flores de saúco
Flores de manzanilla

De cada una de estas plantas tomar una cucharada de las de postre de 5 mls. = 2-3 grs.; y ponerlas en una taza de 150 mls., verter sobre ellas agua hirviendo, dejar reposar por 5 a 10 mins., para después colar y tomar, una o más veces al día si fuera necesario.

Vapores o baños de “flor de tilo”

Poner un litro de agua al fuego y cuando rompa a hervir añadir un puñado de inflorescencias de tilo y retirar del fuego. El vapor humeante que desprende, dejando que nos llegue directamente a la cara sirven para dar suavidad y belleza al cutis. La misma infusión después de colarla la podemos añadir al agua de la bañera para tomar un baño relajante, útil en estados de nerviosismo o para favorecer el sueño y descanso nocturnos.

01logo Biodrago page 001 1

Pincha en este enlace


Testimonios de los Sabios de Agaete

Dª Celestina Hernández Jorge, “Tina”: “Cuando había fiebre se recomendaba Eucalipto, el Poleo, la Tila, o la Vinagrera”.

D. Pedro Rodríguez Santana: “El agua de flor de tila es buena pa eso, pal santiguao, yo iba allí casa de Eusebia, la mujé de Juan Pita, y guisaba una taza de agua pa mi y otra pa ella de la misma agua. La mujer de mi primo Andrés, que en paz descanse, la madre Lucía, Chana la de Elsa y la de Manolo El Oiso, también santiguaban”.

Dª Carmen Jiménez Ramos: “El pazote pa la barriga, a mi me gustaba mucho. Manzanilla, tila, orégano, una tacita en ayunas era bueno. Para dormir la tila era muy buena. Todavía es y las tengo, las más que yo tengo la ruda, el romero, hierba luisa. Antes que nada la manzanilla y el poleo.


 

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento