Plantas medicinales: "Avena"

Avena sativa 334AVENA
Avena sativa L.
Avena barbata Pott ex Link = Avena o Balango
Avena canariensis Baum = Avena salvaje
FAMILIA: GRAMINEAE

Algo de la historia de la planta:

“Los caballos hallan en la avena un grato alimento y los bueyes prefieren la paja a cualquier otra. Su harina hace un pan moreno, correoso y amargo. El grano mondado y reducido a polvo grosero cocido con agua o leche y azúcar, es el recomendado para aquéllos avenates o gachas pectorales, dulcificantes, refrigerantes y aperitivas. El cocimiento de la avena alivia también la tos y el cólico nefrítico”. (Viera y Clavijo, José de. 2004).

Descripción

Planta herbácea de hasta poco más de medio metro, tallos finos y rectos, agrupados. Hojas pequeñas y estrechas, planas. Las flores y el fruto aparecen en la parte superior de los tallos o espiguillas formando paquetillos colgantes.

Origen y ecología

Avena sativa:
De origen incierto. Introducida. Cultivada o silvestre. No amenazada. Avena barbata:
De origen incierto. Introducida. Silvestre. No amenazada.
Avena canariensis:
Endémica Canaria. Silvestre. No amenazada.

Localización

Avena sativa:
Se puede encontrar silvestre sobretodo en: C, F, L.
Avena barbata:
Abundante en las islas: L, F, C, T, P, G, H.
Avena canariensis:
Silvestre sobretodo en: L, F, T.

Avena sativa 0349Parte utilizada

Sumidades y partes aéreas de la planta verde; y las semillas o frutos.

Principios activos fundamentales

Sumidades y partes aéreas:
Sales minerales: sílice, hierro, manganeso, zinc.
Saponinas esteroidicas: avenacósidos.
Flavonas.
Carotenoides y derivados de clorofila.
 
Fruto:
Almidón y otros glúcidos.
Lípidos como lecitinas.
Proteínas.
Fibra soluble.
Vitaminas: A, B1, B2, PP, E, D.
Minerales: calcio, fósforo, magnesio, potasio.
Fenoles: avenantramida A, K, C.

Propiedades e indicaciones terapéuticas:

Derivadas de la experiencia de uso tradicional

Tradicionalmente se ha utilizado la avena por su alto contenido en nutrientes, como vigorizante en convalecencias, estados de agotamiento nervioso, como sedante. También utilizado como diurético para aliviar cólicos nefríticos.

Los fenoles de la avena le otorgan capacidad antioxidante de mostrada experimentalmente. El salvado de avena al absorber ácidos biliares obliga a consumir el colesterol sanguíneo, con lo que su nivel disminuye. El salvado de avena también puede mejorar los niveles de azúcar en la sangre.

Externamente la harina del grano de avena tiene propiedades emolientes, hidratantes, descongestionante y antipruriginosa. Tiene también acción antioxidante y normalizadora del PH de la piel. Muy adecuada en pieles con sensibilidad alérgica, en eczemas y psoriasis.

Derivadas de ensayos clínicos

Avena sativa 437

Avaladas por ESCOP o Comisión E u OMS

La Sociedad Cooperativa Europea en Fitoterapia (ESCOP) y/o la Comisión E del Ministerio de Salud alemán y/o la Organización Mundial de la Salud (OMS); consideran indicaciones válidas de esta planta: en uso externo en situaciones inflamatorias de la piel y en la seborrea.

Efectos adversos, incompatibilidades y precauciones

No existen datos empíricos ni estudios específicos, farmacológicos o clínicos, sobre la toxicidad de esta planta. Seguir las “precauciones fundamentales en la utilización popular de las plantas medicinales” indicadas en el apartado correspondiente en el capítulo de Introducción y generalidades.

Dosis y forma de administración

Sumidades y partes aéreas:

Infusión de una cucharada de las de sopa de 10 mls. = 3-5 grs. de sumidades y partes aéreas de planta verde para una taza de agua de 150 ml., verter el agua hirviendo sobre la planta, dejar reposar tapada durante 5 a 10 mins., para después colar y tomar. Tres veces al día o antes de acostarse para favorecer el sueño.

Frutos:

Los copos o semillas de avena prensadas se pueden cocinar o macerar para tomar como alimento, en caldo vegetal o en bebida de soja, como reconstituyente en convalecencias.

Ejemplos de utilización

La avena como recurso de aplicación externa

Preparando una decocción o infusión concentrada de paja de avena se hacen baños en caso de reumatismo, o gota, ligeras parálisis musculares, enfermedades hepáticas y afecciones cutáneas. Se cree también que estos baños son eficaces como sedantes para personas nerviosas.

(Cañigueral, Vila y Wichtl. 1996).

Los extractos de avena se usan externamente en forma de cremas, o jabones, o aceites, para el cuidado de pieles secas, sensibles o irritadas.

Jorge Cruz Suárez


01logo Biodrago page 001 1

Pincha en este enlace


 

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento