Salud en Internet: usos, riesgos y consejos

                                                                                          

 

¿Sabrías en qué sitios web buscar información de salud válida, fiable y de calidad?

¿Podrías diferenciar una página web que ofrece información veraz de aquella que no lo hace?

 En el año 2016, la Organización de las Naciones Unidas declaró el acceso a internet como un derecho humano.

Mucha gente busca a diario información en los miles y miles de sitios web para consultar cuestiones relacionadas con el diagnóstico o tratamiento de enfermedades.

De hecho, muchos pacientes acuden a la consulta habiendo buscado previamente información sobre su dolencia en Internet

                                                                                

La mayoría de las consultas buscan asesoramiento sobre nutrición, alimentación y estilos de vida saludables (54,2 %); enfermedades diagnosticadas (52,1 %); síntomas (50,09 %) o remedios (47 %).

Una cantidad inmensa de información, muchas veces útil, pero otras tantas errónea o, sencillamente, no aplicable a la enfermedad o a los síntomas que consultamos se alberga en el mundo digital. El principal inconveniente de internet es la dificultad para garantizar la fiabilidad del sitio web consultado, con el riesgo que conlleva manejar información inexacta.

                                                                                   

 

Y estos son los principales temores de los profesionales de la salud, como refleja el II Estudio sobre Bulos en Salud, la falta de validación de la información que hay en Internet y, por otra, el hecho que en Internet circulan muchos bulos de salud.

En muchos casos cuando buscamos información sobre salud en Internet nos asustamos bien porque no sabemos a dónde acudir ni bajo qué criterios, o bien porque aquello que buscamos puede hacernos pensar que nuestra patología o síntomas son más graves de lo que en realidad son, lo que se ha denominado cibercondría. O incluso, debido a la sobreinformación existente en la red, los pacientes ponen más en duda la información que los profesionales les facilitan.

Según ese mismo estudio, aunque el 70 por ciento de los españoles busca síntomas por Google, pero solo un tercio da credibilidad a lo que lee.

Por ello, conocer las principales fuentes de información y leer con ojo crítico es de suma importancia para poder empoderarnos como pacientes y mejorar, verdaderamente, nuestro bienestar.

                                                                                 

 Estos son los consejos para buscar información rigurosa sobre salud en Internet:

Busca información en sitios de confianza: Organizaciones de prestigio y neutrales sin intereses sobre el tema, tales como la OMS, el Ministerio de Sanidad o las Asociaciones de Pacientes.

De estas últimas, Díaz destaca que “son una de las mejores vías a las que acudir cuando te diagnostican una enfermedad ya que sus páginas web suelen contener información muy relevante”.

Priorizar las informaciones de autores reconocidos: Buscar información sobre salud en fuentes cuyos contenidos hayan sido redactados por personas expertas en el tema.

La información debe ser lógica, sin contradicciones, aportar datos suficientes y estar debidamente referenciada.

Contrastar con diferentes informaciones/fuentes para valorar mejor la cuestión sobre la que estamos buscando.

Asegurarnos de qué país procede la información: Por ejemplo, para un residente español no es lo mismo leer información sobre medicamentos en páginas webs escritas en países no pertenecientes a la Unión Europea.

Confirmar que la información esté actualizada, pues podemos estar ante contenidos desfasados que no estén acorde con los últimos adelantos de la medicina.

También los profesionales sanitarios, debemos tener un papel activo y orientar a los pacientes hacia un consumo adecuado de información sobre salud en Internet, y aconsejar qué fuentes de información debe consultar su paciente en relación al tema que lo ha llevado a la consulta.

Por ello, otra de las herramientas para mejorar la relación entre médico y paciente es la implementación de recetas médicas que incluyen prescripción de páginas web fiables y seguras.

                                                                             

 

De hecho, hoy en día muchos profesionales cercanos a nosotros ofertan información sobre el manejo de enfermedades o cómo mejorar el estilo de vida. Esto tiene la ventaja de que conocemos a estos profesionales más próximos lo que va a facilitar la confianza en la información aportada.

 

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento