De san Antonio de Moya y sus fiestas. Una imagen que se acerca a su centenario

sanantoniodemoyaDesde fines del XIX consta la devoción de los hombres y mujeres hacia el santo milagrero que tanto fervor movía en la gente de campo. Y esa gente, los labradores de la Villa Verde de la Gran Canaria, fiestas le celebraban aunque la patrona fuese Nuestra Señora de Candelaria, que

Por San Juan me voy a Arucas
Y por el Pino a TeroR
Por la Candelaria a Moya,
que es la Patrona Mayor”

Pero no sería hasta 1923 con la llegada de la Imagen del santo de Padua hasta que no se consolidaría como fiesta formal para la Villa y, paradójicamente, también el mismo año para uno de sus barrios más destacados: Fontanales.

En 1923 la onomástica de San Antonio de Padua coincidió con miércoles y la fiesta de aquel año, especial por la llegada de la Imagen, se trasladó al fin de semana siguiente afianzando así una costumbre que se ha convertido en tradición. El próximo año se cumplirá un siglo de ello.

publñicidadcasaarandaLas “tradicionales fiestas de San Antonio de Padua”, como las nombraba un cronista de entonces, se iniciaron el sábado 16 de junio con cabalgata, gigantes y cabezudos, función religiosa, fuegos artificiales, música y verbena. El domingo 17 de junio de 1923 la nueva imagen, procedente de la zaragona casa de doña Leonor Torres viuda de Aranda, fue bendecida y recibida por la Villa de Moya función religiosa con orquesta, panegírico a cargo del magistral José Marrero y Marrero (párroco de la propia villa de 1902 a 1915), procesión, paseo, feria de ganado, fuegos artificiales y tocata por la banda municipal. El lunes una ira y baile en las sociedades cerraría aquella primera fiesta con la imagen de San Antonio que hoy vemos en la parroquial moyense.

La Casa Aranda, especializada en imagineria y objetos litúrgicos, había aparecido profusamente anunciada en la prensa isleña desde 1921 y sus catálogos tuvieron amplia difusión, considerándose los productos que comercializaban de gran calidad. De la misma casa llegaron por la época otras imágenes religiosas a las islas, como la de Nuestra Señora del Pilar del firguense barrio de Casablanca, llegada en 1925.

Paradójicamente, tan solo unos meses más tarde, a fines de aquel verano de 1923, el vecino de Fontanales Narciso Hernández regalaba una imagen del mismo santo para la iglesia de San Bartolomé. Y con rama, fuegos, luminarias, elevación de globos, paseo de rondalla de guitarras y bandurrias y también feria de ganado, instauraron otra fiesta al Santo Antonio de Padua, pero ésta el último domingo de septiembre. El 14 de octubre de 1923 se bendijo la imagen a las 7 de la mañana apadrinada por el propio donante y la esposa de éste, Antonia Almeida.

Grupos moyenses

Caló muy hondo en el alma de los hombres y mujeres de Moya fervor y fiesta desde entonces y, aunque existía costumbre desde tiempo antes de hacerle celebración, sería desde 1923 y en los años siguientes un proceso de afianzamiento y engrandecimiento de las mismas.

El 25 de junio de 1929, Moya se vistió de fiesta con novena, sermón, fuegos artificiales y verbena en el parque de Tomás Morales. El domingo 16 de junio, la función religiosa, el sermón del magistral firguense José Marrero, y la procesión de San Antonio de Padua acompañado por la Virgen de Guadalupe con “asistencia de las autoridades y de los niños de las escuelas” y feria; por la tarde, paseo y música en la calle de Miguel Hernández (con tal denominación por decisión municipal desde 1925); y por la noche continuación de la novena, ¡¡¡cine al aire libre!!! y verbena. Todos los actos serían amenizados por la banda municipal de la ciudad de Guía. ¡Todo un dispendio festivo en la Villa de Moya de hace nueve décadas para San Antonio!

Los bailes en el Centro Doramas, las cucañas, las carreras de sacos, las cabalgatas, los encuentros de fútbol entre los eternos rivales U. D. Moya y C. D. Firgas, la hoguera en el pico de “La Montañeta”, la Bajada de la Rama desde la Montaña de Doramas,las carreras de cintas, la intervención de coros y orquestas procedentes de Las Palmas, los sermones a cargo de los mejores oradores de la isla, las ferias en el Pico Lomito, etc. se fueron consolidando en los años siguientes de tal manera que han conformado una fiesta que, sin cumplir aún su primer siglo de existencia, es una de las de mayor importancia y presencia social de las dedicadas a San Antonio en la isla de Gran Canaria.

Pero que no estuvo completa hasta que por iniciativa popular y con el empuje de personas trabajadoras del pueblo como Eloy Rodríguez Guerra, Oficial del Ayuntamiento de Moya (que fallecería en 1976 a los 84 años)no tuvo el que hoy por hoy es su acto más multitudinario y convocador, sin menoscabo alguno hacia el Día Grande: la Romería de San Antonio de Padua de la Villa de Moya.

Fiesta de San Antonio 2022

Precisamente también la romería cumplirá el próximo año sus 60 años de existencia, ya que sería el 15 de junio de 1963 cuando lo que se denominó la “Gran Ofrenda de frutos y otros productos al Santo” comenzaría sus pasos hasta convertirse en lo que hoy es y que este año han vuelto a demostrar su fortísima implantación popular.

Aquella tarde los barrios y el propio casco de Moya, con los frutos recogidos al efecto, ataviadas a sus muchachas, afinadas sus guitarras, las voces prontas a la isa o a la folía y las carretas engalanadas fueron el inicio.

Bastó un año. Ya en 1964 los periodistas seguían la romería como si fuese tradición secular. Decian de ella que era “ejemplo admirable de ciudadanía y unidad, que cada año ejemplariza nuestra Villa, que no necesita de intervención extraña para hacer la más hermosa de las ofrendas. Doce Carretas, con sus bueyes y atavíos, fue el desfile procesional de esta bendición de Moya”

Con el producto ofrendado se hizo el Arco que el lunes 15 de junio de 1964 se sorteó para recabar fondos para las obras parroquiales.

Fiesta de campo, de sentido y profundo sabor a pueblo, de amplísima convocatoria y de cobertura por todos los medios informativos, ha ido creciendo su fama de tal manera que ya también se ha convertido en tradición algo tan singular como es la presencia de los bailadores de la isla de El Hierro en ellas.

¡FELICES FIESTAS A SAN ANTONIO DE PADUA EN MOYA!

José Luis Yánez Rodriguez
Cronista Oficial de la Villa de Teror
Actualizado el Domingo, 19 Junio 2022 01:02 horas.
Más en esta categoría: Vuelve la noche de folías a Gáldar »

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento