Un pasaje en el Campus del Obelisco recuerda al estudiante Javier Fernández Quesada en el 41 aniversario de su muerte


El Ayuntamiento y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria rinden tributo al universitario grancanario muerto en circunstancias no aclaradas tras una carga policial en La Laguna en 1977


JFQ2

Una placa situada en un pasaje del Campus del Obelisco de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, a la entrada al Edificio de Humanidades, recuerda desde ayer al estudiante Javier Fernández Quesada, al que Ayuntamiento y la ULPGC han rendido homenaje, cuando se cumplen 41 años desde su muerte en medio de una carga policial a las puertas de la Universidad de La Laguna.

El concejal de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Sergio Millares, ha impulsado este homenaje a través del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en la ciudad de nacimiento e infancia de Javier Fernández Quesada, que hasta ahora no había recibido ningún reconocimiento en su propia localidad. Millares destacó que gracias a la colaboración de la ULPGC con el Ayuntamiento, hoy ha sido posible el acto en memoria del estudiante muerto en 1977 en La Laguna.

El rector de la ULPGC, Rafael Robaina ha asistido también al acto acompañado por la concejala de Cultura, Encarna Galván y el concejal del Distrito Centro, José Eduardo Ramírez, y ha querido mostrar en el acto su apoyo a la familia del estudiante, que cuatro décadas después sigue luchando por aclarar los hechos que rodean la muerte de Javier Fernández Quesada.

El estudiante, de 22 años, se encontraba ese día de 1977 en la escalinata del Edificio Central de la Universidad de La Laguna, en una jornada de huelga general en un año de gran conflictividad laboral, con huelgas de diversos colectivos profesionales que pujaban por una mejora en sus condiciones de trabajo. La Guardia Civil entró en la Universidad y cargó contra los estudiantes que estaban en la escalinata entre los que se encontraba Fernández Quesada, que resultó muerto por herida de bala. Sin embargo, esta muerte nunca llegó a ser aclarada oficialmente ni juzgada, ya que la causa fue sobreseída en la jurisdicción militar de la época.

El concejal Sergio Millares glosó la figura del homenajeado, con quién coincidió en esos años en la Universidad de La Laguna. “Estoy muy contento, muy feliz, con este homenaje porque yo viví esos momentos terribles en la Universidad en el año 1977 y para la institución y para mí especialmente tiene mucha importancia este acto”, señaló el concejal. “Puedo afirmar que fue una vergüenza que se ocultara ese crimen por parte de las instituciones de la época y también es lamentable que este reconocimiento en la ciudad natal del fallecido haya tardado 41 años en hacerse. Javier Fernández Quesada fue un ejemplo de que la Transición que se hizo en España tuvo muchos defectos, y entre ellos el ocultamiento de este crimen”, añadió.

La madre y el hermano de Javier Fernández Quesada, presentes en el homenaje celebrado en la mañana de ayer en el Obelisco, han recordado “la injusticia” cometida con su pariente, ya que 41 años después nadie ha reconocido aún su responsabilidad en este incidente.

Además de la familia, varios amigos del fallecido y compañeros de universidad por aquel entonces, recordaron la figura de Fernández Quesada como el de un joven estudiante de Biología y amante de las plantas, un pacifista que nunca protagonizó episodios de violencia en la época convulsa de la Transición 

El concejal ha agradecido expresamente a Rafael Robaina, el apoyo de la Universidad a la propuesta del Ayuntamiento para dedicar este pasaje a Fernández Quesada, como había pedido la familia.

FOTOS: ÁNGEL SARMIENTO

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento