Cuando lo de fuera siempre nos parece mejor


Por ser una persona curiosa por naturaleza me pasan las cosas que a veces me pasan. Que me encuentro en ocasiones con comentarios, sobretodo en las redes sociales, que muchas veces me quitan el sueño, bueno quizá esté exagerando un poco, pero sí que me hacen darle muchas vueltas a la cabeza.


keys 264596 1280

En estos días se habla mucho de la monarquía, no quiero entrar en detalles ni en ideologías, ni en quién es monárquico o en quién no, este artículo no va sobre eso. Lo que si me apetecía compartir con ustedes es más que una reflexión sobre, como, (aviso: sin generalizar) parece que muchas personas admiran todo aquello que es externo a nosotros, pero atacan y desprestigian lo que que lleva la “marca España”.

Cada vez que se comparte en las redes sociales de los medios de comunicación una noticia sobre la Familia Real Española, todo son ataques, comentarios negativos e incluso insultos. Todo lo que hacen o dicen está (por decreto ley del Facebook) mal.

Las niñas reales españolas son las más antipáticas, las más artificiales y las peores peinadas (por poner un ejemplo). Da pena, leer los comentarios de adultos atacando a dos menores que no han elegido la familia en la que han nacido. (Luego quieren enseñar a los niños a no hacer bullying en el colegio, pero este tema merece un artículo a parte).

Sin embargo, ahora que también están muy en boca de todos, los Royals ingleses porque, entre otras cosas, el benjamín de Carlos y Diana se ha desvinculado de la corona, todo es bonito. Los príncipes maravillosos, Kate Middelton sigue casi que los pasos de su fallecida suegra en ser adorada por el pueblo inglés (y el español), Megan ha sido la valiente que se ha escapado de la mano de hierro de la Reina Isabel y por supuesto que los niños ingleses son preciosos, educados, correctos, cercanos y parecen Nenucos de carne y hueso. 

Y así, con todos los herederos y monarcas europeos, todos son geniales, guapísimos y cercanos, menos los nuestros. ¿Por qué? Ya sé lo que todos me van a contestar: a ellos no les mantenemos...bueno, haré como que me creo que es por eso. 

Entonces, porque pasa lo mismo con todo. Generalizando de una forma muy exagerada, los españoles parecemos tener un gen que nos lleva a rechazar todo aquello que viene con la etiqueta de “fabricado en España”. El cine, las series de televisión, la música. El producto nacional no nos parece tan bueno como lo exportado del extranjero, salvo quizá la comida, que es sagrada.

Bien decían que no es fácil ser profeta en tu tierra, pero ya me parece que se nos está yendo de las manos. Confundimos estar orgulloso de ser español con ser un facha, y una cosa no tiene nada que ver con la otra.

¡Dios nos libre de que sea un español el que encuentre la famosa vacuna contra el coronavirus, porque somos capaces de rechazarla y esperarnos por la versión americana o inglesa!

Más en esta categoría: Hasta siempre, Juan Carlos I »

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento