Lágrimas de magua en la villa de Agaete

agaetefiesta

 Amanece este lunes en la villa de Agaete, sin que la jiribilla habitual de cada tres de agosto, prenda desde primeras horas del día en los vecinos.

 Este año, el ajetreo festivo de antaño, estará parado y la alegría contenida. En las conversaciones estará ausente el anhelo vecinal por la llegada de la hora mágica y el vientillo de Las Nieves no mecerá a las banderillas en la calle principal.

Quizás al mediodía toque la helada cerveza en la recién estrenada terraza de El Perola, pero este año no sabrá igual que las de otros tres de agosto a la misma hora.

Quizás Saulo tire del querido papagüevo confeccionado en la infancia, para recobrar la jiribilla festiva del otro tiempo feliz, y quizás Adriana entone la flauta para endulzar la melancolía de Barbara metida en la cocina, y quizás Salva, sorprenda a la madre y a la hermana con el aroma del poleo de Tamadaba.

Este tres de agosto, los olores a caldo recién hecho no se esparcirán por la placilla, y el baño en la playa no dará fuerza para afrontar la larga noche de espera.

A media tarde no llegarán las guaguas repletas de visitantes, y no se respirarán los olores a jarea, ni estará la Moyera en la esquina, ni los puestos de fiesta en el parque.

No habrán saludos en la calle Concepción, y este año, y ya para siempre, se echará de menos a Tito, siempre dispuesto a dar un beso.

No se aliviará el lento pasar de las horas en la verbena, aunque muchas familias se reunirán en la intimidad del hogar, compartiendo la nostalgia de la última espera.

Este año, a las cinco de la madrugada, cuando el volador no rompa en el cielo y prime el silencio, las lágrimas de alegría de antaño, en el corazón de Agaete, se tornarán en ese ansiado amanecer, en lágrimas de magua, porque el alba no traerá esta vez, el Día de la Enramada.

Actualizado el Domingo, 02 Agosto 2020 19:16 horas.

3 comentarios

  • Otro vecino Lunes, 03 Agosto 2020 15:36 Enlace al Comentario

    Lo correcto es llamarla bajada de la rama, si es cierto que el origen es la enramada de la ermita y las calles del pueblo, el resto es leyenda y calenturas de Pepe Damaso comparándolo con el rito de petición de lluvias que es con varas no con ramas.

  • Bárbara Lunes, 03 Agosto 2020 12:30 Enlace al Comentario

    Estoy un poco maguá, querida MA, ellos bajará dentro de un rato cansados y sin rama . Mañana no tendremos el olor pino retama y poleo.. Pero si el hiervahuerto del caldo .. Y el mejunje de los preparativos propios del
    día .. La carne mechá, la ensaladilla y lo que encuentre por los cajones.. Viva la No fienta, que la sentiremos igual o con más fuerza si cabe . Un abrazo para todos. ??

  • Vecino Lunes, 03 Agosto 2020 10:18 Enlace al Comentario

    Se llama Rama, no enramada.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento