Adiós a Las Nasas en el puerto de Las Nieves

las nasasLlegó el verano y con ello las vacaciones en Agaete. Pero este año van a ser bastante distintas, porque la primera noticia nada más llegar fue que habían cerrado Las Nasas.

De pronto se agolparon en mí todos los recuerdos de más de 30 años. Chanito, el de Las Nasas, en la puerta de la terraza oteando hacía las mesas cual esfinge, imagen que solo se alteraba cuando se echaba unos piscos y se transformaba en el alegre y cariñoso Chano que todos recordamos. Pepe Luís, el ovejero, cuando se escapaba del Dedo de Dios, a escondidas como los niños chicos, para echarse una cerveza en la barra e invitar a todos los amigos que pasaban por allí. Para él eso eran sus vacaciones y no las cambiaba ni por un hotel en el Sur ni por Fuerteventura. Y Matías, el pescador, siempre sentado en el mismo sitio de la barra. “Buenos días señora” contestaba al saludo cuando pasabas, siempre serio y callado. No puedo dejar de recordar también a Antoñito, el cocinero, el hijo de Telo, que cuando yo pasaba por la cocina y le preguntaba que qué comía siempre me contestaba: cómeme a mí. A ello hay que añadir los cumpleaños de Efren en la terraza, cada 17 de agosto, donde nos reuníamos con él todos los amigos para disfrutar de su compañía, de su humor socarrón, de su risa y de su bonhomía. Todos ellos han vuelto a morir otra vez con este cierre inesperado.

Y las fiestas improvisadas en la terraza. Cuando menos te lo esperabas alguien sacaba una guitarra, a la que se iban sumando otros instrumentos y se formaba una buena. En mi memoria esta impresa la imagen de Gabrielo Díaz Casanova, por fuera de la terraza, tocando rock como solo él sabe, mientras los demás disfrutábamos del espectáculo tomando unas copas. Y la fiesta de cumpleaños de un gran amigo, que Chanito organizó colocando las mesas pegadas al muro de la terraza, en los callaos, y con la marea llegándonos casi a los pies, porque todavía no se había construido el muelle.

Comer en esa terraza es de las mejores experiencias de las que he gozado en mi vida. Pedías la comida y bajabas a darte un baño. Cuando volvías ya tenías la cervecita servida y te la tomabas contemplando el pinar, Faneque y toda la cola de ese maravilloso dragón. Una de mis frases favoritas en esos momentos era repetir: a la mierda Nueva York, en el sentido de que no hace falta irse tan lejos para disfrutar de algo fantástico.

Con el cierre de Las Nasas desaparece una época importante para muchos de mi generación y da la sensación de que todos esos recuerdos se rompen en mil pedazos, aunque perduren en la memoria.

Agaete, a 2 de agosto de 2020

Teodora Antunes Jiménez

Actualizado el Lunes, 03 Agosto 2020 11:07 horas.

4 comentarios

  • Mari Carmen Martín Reyes Jueves, 06 Agosto 2020 17:16 Enlace al Comentario

    Cierto es q Las Nasas forma parte de una parte de nuestra vida loca y onírica, vomo todo Agaete. La conocí y disfruté hace casi 50 años. Mucho han cambiado los tiempos desde aquella época pero siempre quedará en mi memoria Antonio, el buen pescado y el aroma de la mar, además de los sentimientos con tantxs amigxs, lxs que están y los que estuvieron. Una parte de nuestra vida se va con Las Nasas.

  • Ricardo Miércoles, 05 Agosto 2020 23:11 Enlace al Comentario

    Leía por otro lado que Las Nasas ha sido desde (casi) siempre un local gestionado por adjudicatarios, pero el restaurante en sí es propiedad de la familia dueña del local.

    Hace un par de semanas publicaron en La Provincia un desmentido del cierre permanente diciendo que ahora mismo estaban en proceso de buscar un adjudicatario nuevo.

    Si lo encuentra o no es otra historia.

  • Sergio Martes, 04 Agosto 2020 12:29 Enlace al Comentario

    A mi no alegra que cierre pero mi última comida allí después del confinamiento me sento mal y no por la comida que estaba buena sino por la receta y el trato al irnos prácticamente nos echaron comiendonos el postre

  • Nori Lunes, 03 Agosto 2020 14:47 Enlace al Comentario

    Me he emocionado al leer tu despedida de las nasas, tanta verdad que hay en tus palabras y tantos recuerdos impresos en nuestro corazón, Agradecer el que hayamos vivido esa gran privilegio de ser felices en Las Nasas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento