Cuando la vida sigue latiendo

miguelangel

Cuando los profesionales del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín realizaron el primer trasplante de corazón en el centro hospitalario en diciembre de 2019 difícilmente imaginarían lo que sucedería meses después. Y es que, no sólo se ha logrado poner en marcha el Programa de Trasplante Cardíaco (TC) con un elevado nivel de éxito sino que, además, se ha conseguido en el marco de una pandemia que ha sacudido de forma brutal los cimientos de un mundo globalizado cuyos ciudadanos siguen atónitos día tras día la evolución de esta crisis. Mañana martes, 29 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Corazón; una efeméride muy especial para los profesionales que forman parte del Hospital Dr. Negrín en el que ya se han realizado 11 trasplantes de corazón.

La sociedad canaria aspiraba desde hace años a disponer de este Programa de Trasplante Cardíaco que evitara a los pacientes desplazamientos a la Península permaneciendo durante meses, e incluso años, alejados de sus familias. “El hecho de que los pacientes permanezcan en casa, tratados de manera integral por sus médicos, con todo lo que esto supone para su recuperación es fundamental”, argumenta Francisco Portela, jefe del servicio de Cirugía Cardiovascular y cirujano encargado de realizar este tipo de intervenciones quirúrgicas en el Hospital Dr. Negrín. En los últimos 10 años, más de 120 pacientes de Canarias viajaron a la Península para someterse a un trasplante de corazón. El doctor Portela incide en la relevancia que encierra para Canarias “disponer de un programa de estas características que repercute de forma directa en el bienestar de los ciudadanos de las Islas”.

El objetivo fundamental del programa de Trasplante Cardíaco (TC) es mejorar la atención de los pacientes con Insuficiencia Cardíaca (IC) Avanzada, patología cardiovascular del siglo XXI que se caracteriza por su elevada y creciente prevalencia e incidencia en todos los países desarrollados. “Ofrecer mejores oportunidades de tratamiento a los pacientes canarios y permitir también la óptima utilización y resultados de los corazones ofertados por los donantes cardíacos de esta comunidad autónoma son los objetivos a largo plazo de este Programa”, tal y como señala Antonio García, facultativo del servicio de Cardiología del centro hospitalario. Son numerosos los profesionales que se implican en la atención y en los cuidados de estos pacientes. Los doctores Antonio García, José Luis Romero y Marival Groba, junto a la enfermera de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca del Hospital Dr. Negrín, Elvira Martín, son algunos de los especialistas que permanecen, día a día, pendientes de la evolución de estos pacientes.

Momento de una intervención quirúrgica

Solidaridad de los donantes

No obstante, como ellos mismos recuerdan, la piedra angular de este importante trabajo en equipo radica en el donante. Los programas de trasplantes se sustentan en la solidaridad y en la generosidad de los donantes y de sus familias. Sin el gesto solidario y altruista de la donación, también mantenido por la sociedad canaria en estos tiempos de pandemia, habría sido imposible realizar ni uno solo de estos trasplantes. Por este motivo, los profesionales implicados en este proyecto reiteran que la mayor fortaleza del Programa de Trasplante Cardíaco es la propia sociedad canaria.

Precisamente, Isaac Hernández y Miguel Ángel Morales son dos de los pacientes que han tenido la oportunidad de tener una ‘nueva vida’ gracias, por encima de todo, a la solidaridad de los donantes, puesto que como ellos mismos afirman “sin los donantes y sus familias nada de esto podría ocurrir por muchos avances que se tengan. Se termina una vida, pero eso tan triste puede suponer una gran esperanza para otra persona”, indica Isaac Hernández. Caminar sin cansarse y hasta hacer ejercicio en bicicleta es algo al alcance de Isaac gracias a la intervención a la que fue sometido.

Miguel Ángel Morales, por su parte, quien ha acudido recientemente al centro hospitalario para someterse a una revisión tras el trasplante recibido hace varios meses, no puede evitar emocionarse cuando se refiere a todo el equipo que hizo posible que hoy en día pueda tener una vida normal. “Desde los médicos hasta las enfermeras, las personas de la limpieza, realmente, todo el mundo ha tenido un trato extraordinario con nosotros”, señala. Pasar de dar apenas unos pequeños pasos con gran esfuerzo a poder dedicar horas trabajando en su huerto “es algo que no puedo explicar con palabras”, señala.

Antonio García y Elvira Martín junto a uno de los pacientes trasplantado

Crisis sanitaria

Desde que en marzo comenzara la crisis sanitaria generada por el Covid-19, el Hospital Dr. Negrín ha realizado un total de siete trasplantes de corazón. La recomendación de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha sido mantener abiertos los diferentes programas en función de la situación particular de cada centro hospitalario. A diferencia de lo que ha ocurrido en otros centros trasplantadores del país, las circunstancias vividas en el Hospital Dr. Negrín han permitido mantener intactas las posibilidades de tratamiento a los canarios que lo han necesitado. Según los últimos datos publicados por la Organización Nacional de Trasplantes, en el contexto de la primera ola de esta pandemia en Canarias se realizaron más del 50% de los trasplantes cardíacos no urgentes de todo el territorio nacional.

Para poder llevar a cabo un trasplante es necesaria la participación de unos 100 profesionales, mayoritariamente sanitarios y, en muchas ocasiones, incluso procedentes de otros centros hospitalarios del propio lugar donde puede generarse la donación. Además, es imprescindible la participación de personal de limpieza, comunicaciones y numerosos profesionales poco visibles pero cuya colaboración resulta fundamental. El coordinador hospitalario de trasplantes del Hospital Dr. Negrín, Vicente Peña, junto a la enfermera coordinadora, Arántzazu Anabitarte, resaltan “el importante trabajo que realizan también aquellos profesionales ‘extra-hospitalarios’, personas anónimas de cuerpos de seguridad, servicios de Emergencias, juzgados, compañías aéreas o seguridad aeroportuaria, cuyo esfuerzo, implicación y colaboración son imprescindibles. Todos ellos merecen un reconocimiento público por su gran labor”.

El más que previsible incremento del número de pacientes que van a necesitar un trasplante en el futuro en Canarias, el incremento progresivo de donantes generados en las Islas en los últimos años, la mejora en los medios de preservación cardíaca y otros avances tecnológicos aseguran, en este momento, la viabilidad de este proyecto en Canarias; un proyecto que para Isaac Hernández y Miguel Ángel Morales, entre otros pacientes, ha sido un ‘regalo’ que están aprovechando al máximo.

Actualizado el Martes, 29 Septiembre 2020 01:32 horas.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento