Quien esté libre de pecados, que tire la primera piedra


Trabajé durante casi tres años con un médico y, aunque algunas veces me crea la versión del siglo XXI de la Doctora Quinn, nunca se me ocurriría prescribir medicamentos. Pero existen profesiones para las que no se necesita una titulación, basta con ser (o creerse) bueno en algo y lanzarse a hacerlo.


figures 1372458 1920

Voy a intentar escribir este artículo de forma muy genérica sin mencionar ninguna de esas profesiones, solo exponiendo mi opinión. Pero, como bien dice uno de tantos de esos refranes que me enseñó mi compañero, sí sí el médico, “el que se pica, porque ajos come”.

Retomando el hilo, al parecer, existen profesiones (las que se estudian y solo se pueden ejercer si tienes un título que te acredite para el ejercicio de la misma) y los oficios (que se aprenden ejerciéndolos, y en los cuales puedes ser buenísimo o ser un desastre y creerte más que el mejor de los titulados).

Cada uno puede leer este artículo de la forma en la que quiera, con los ojos de quien ha ido a la universidad y se ha matado para estudiar una profesión pero ahora ejerce un oficio mientras ve cómo otros, que no han pisado en su vida la facultad X, ejercen como oficio su profesión soñada.

O pueden hacerlo con la mirada de quien aún confía en poder hacer de su profesión también su oficio. Y se levanta después de cada caída, de cada intento fallido, mira atrás y piensa “la próxima vez será la buena”. Y mientras llega, va ejerciendo oficios, siendo un intruso en otras profesiones. ¡Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra!

Siempre hay diferentes puntos de vista, como todo en la vida. Lo peor es cuando te topas con gente que ejerce como oficio tu profesión y pretenden darte lecciones cuando no saben ni hacer un uso correcto de lo más básico: la ortografía. “Maestro liendre, que de todo sabe pero nada entiende”.

En fin, por poner un punto de reflexión en el artículo, me gustaría decir aquello de “zapatero a tus zapatos” pero es imposible en un mundo en el que, de una forma u otra, todos somos, hemos sido, o seremos, intrusos ejerciendo como oficio la profesión de otros.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento