Ventana folclórica: hoy con Tomás Orihuela (vídeo)


Tomás Orihuela Rodríguez, natural de Gáldar, nació aproximadamente en 1932, en una familia muy unida a la música, prueba de ello es que su hermano Pancho fue uno de los cantadores excepcionales del guanartemato, en los bajos y, no por la estatura, si no por la cuerda donde ambos cantaban, llegando a unos registros impensable para muchos


tomasorihuela

Con un timbre de voz hermoso, Orihuela inició su trayectoria musical desde muy joven, en la coral estudiantil de Gáldar, Orfeón Cardenal Cisneros. Animado por la directora de esta agrupación, recibió clases de canto durante tres años en la academia de Doña Lola de la Torre, participando en diferentes conciertos celebrados en el Pérez Galdós, en el Círculo Medina, etc. Formó parte de la Coral Polifónica de Las Palmas desde los 60. En el año 1991, ve cumplida una viaja aspiración de cantar folclore, así ingresa en el grupo Los Gofiones, en el cual permanece casi 25 años, ya que, por motivos de salud en el año 2015 pidió una exedencia.

Dentro del repertorio que interpretaba el grupo gofión, hay una canción que siempre estará vinculada a su persona, como es: “Las folías del viejo cantor”, obra de Feluco Tejera, las cuales tienen esta estrofa: "Regálame otra folía/ viejo cantor de antaño/ que no se calle tu canto / que es canto de amor y vida / canto de penas y llanto.

En palabras del que fuera director de Los Gofiones Víctor Batista, apontó esto sobre Tomás Orihuela, en el aspecto lírico, un registro grave "muy bonito, con una voz y un timbre hermosos"; el propio de un cantante bajo. "Cantaba en la cuerda de los bajos y era el eterno compañero de habitación en todos los viajes de Pedro González Lino", apuntó Batista para situar a Orihuela en el centro de muchas anécdotas que ha ido acumulando el grupo.

Su vida profesional estivo ligada a las finanzas, ya que, trabajó como delegado de La Caja de Canarias en Tamaraceite. Antes de adentrarse en el mundo de la banca, fue docente impartiendo clases en diferentes islas. 

Los que le conocieron destacan de su faceta personal, su elegancia, su forma sosegada y, que nunca perdió la formas, vamos como no podría ser de otra manera y siendo de Gáldar, un caballero.

Tomás, fallecía en el año 2016 a los 84 años de edad, en Las Palmas de Gran Canaria, después de que su condición médica fuera delicada desde los meses previos, al fallecimiento.

Deja un comentario

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de infonortedigital.com. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

volver arriba

Noticias

Municipios

Suplemento